Sara Rojas

Versos de Amor.

El  jugueteo de tu mirada, ¡Oh que honor!

poder mirarte y sonreír mientras escribo estos versos,

tu silencio tan maravilloso como el sonido de este viejo piano

tu sonrisa tan tierna, que tan solo puedo decir ¡Oh que honor!

 

Oh que honor el poder tocarte en la mañana con mis besos,

dibujarte en estos tramos de invierno,

al compas de orquestas milenarias,

Oh que honor tiene la brisa por besar tu pelo.

 

Oh que honor, Oh que mágico es tenerte a mi lado

dulce y apasionado amado,

que mágico es verte en tardes como hoy

donde la pasión es cómplice de tan grande amor.

 

Oh que honor amada,

es como tener en mis brazos el cielo,

encantado en tu regazo, en tu dulce melodía de voces angelicales,

Oh que honor, oh que mágico este ocaso, este arrullo del alma.

 

Jurándonos amor, eterno amor

en estas tardes de mucha pasión ,la cual nos consume

nos lleva al estasis, al orgasmo más profundo como tríos de primavera,

Oh que honor, Oh que mágico escribir versos al lado tuyo.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.