poetaovallino

Hija...

Dadme  tu mano, ¿caminamos?,

vayamos hasta donde quieras,

hasta donde nuestros pies nos lleven

y los vientos nos empujen.

Te mostraré que la lluvia moja,

Que el hambre se quita

Y que la pena es pasajera.

Te enseñaré que las letras se juntan,

que los números se suman,

y que tus dientes son de leche.

Que la tierra es redonda y al girarse

Mágicamente transforma la noche en día.

Descubrirás que la ortiga se enfada

Cuando le tratan con violencia.

Te diré que las hormigas son amargas,

y las abejas no son dulces.

Que soples la leche cuando esté caliente,

y que las arañas no se comen.

Te demostraré que las estrellas

están más lejos de lo que uno cree,

que la lluvia es más húmeda en el sur de Chile

y  las ranas saben igual que pollo asado en la parrilla.

Hija, bailaremos como los volantines,

nos pintaremos la cara como las actrices,

Con mermeladas o con frutillas.

Nadaremos en el mar como las callenas,

comeremos en concha a los ostiones,

y en empanadas a los camarones.

Cuenta te darás que los hijos son el único deseo,

cuando la muerte se te acerca,

y que mis ojos culpables fueron,

de haber contado al mundo de tu belleza.

 

PD: Hija mía, toma mi mano, ¿me llevas?

 

                                                                                                                                                     Bugues. 

Comentarios1

  • vagabundo 59

    ME deleito con tus versos tan tiernos amigo poeta

    Saludos



    Rafael



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.