Alejandro Portillo

Invierno

Silencio...

De una maza polar,
De un invierno largo y oscuro,
Donde los bosques se cubren por el blanco de la nieve,
Y los ríos se conciertan en el calor de un pez.

Y debajo de todo ello las sombras se envuelven
en el llanto de guerreros,
Que esperan la llegada de Odin
Para combatir al lobo nuevamente.

Entre los llantos gritos y suplicas de los dioses
las mujeres solo pueden rezar para que el invierno
se convierta en luz...

Y las guerras culminen en fin.

Los gigantes primeros en nacer
y últimos en morir.

El cielo se tiñe...
Las aves caen y mueren...

El blanco de la nieve... es solo el principio
Para el amanecer de un débil.
Y los bosques son la casa de un guerrero,
Que enloquece al mirar, el blanco de un largo invierno.

¡Mujer!
Procrea.... En un oscuro invierno.
Nace en un vació abismo,
Ríe al morir... Hombre débil.


Alex DeLarge.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.