salgomanzano

LA ROSA Y EL CLAVEL

A la vera de una rosa

nacía un clavel.

El tiempo pasando iba.

Creció.

La rosa lo esperaba

en las mañanas de sol

Entreabierto el cáliz,

dentro él  la acariciaba

y mutuamente gozaban:

él, de la ambrosía;

ella,del aroma

que el Paraíso destilaba.

Ambos se untaban

las puntas de los pétalos

de licor sagrado.

Desmayados  se enlazaban...,

sorbiendo licor de dioses ella,

bebiendo racimos  él,de uva moscatel.

Tan transportados quedaron

del  aromoso abrazo reventado,

que,cual vulanos,

  empezaron a esparcir

por el azul de los aires

los pétalos embriagados

del sublime éxtasis de la unión amada.

 

(salvador)

Comentarios7

  • mariarl

    que linda rosa y que bello clavel y que lindo sentir

    • salgomanzano

      Gracias por ese elogio,un abrazo desde Ubeda salvador

    • salgomanzano

      Gracias por ese comentario,guardarlo y lectura un abraz salvador

    • PoemasDeLaSu

      Muy bueno Salva! ya no estará solitaria la rosa ni triste el clavel!
      Unas metáforas preciosas.
      Un abrazote porteño

    • salgomanzano

      Ya tenia ganas de oirte por escrito comentando este poema transfigurado
      Un abrazo grande de salva desde Ubeda

    • alicia perez hernandez

      soberbio licor de dioses
      en soberbios versos
      infinito amor de rosa y clavel
      bebiendo del cáliz del éxtasis
      de la ambrosía de tenerse
      como t y y
      besos

    • alicia perez hernandez

      Encuéntrame…
      Encuéntrame en las nubes de tu ausencia
      Y en cada esquina de tu corazón.
      Déjame un beso…
      no permitas que mi piel deje de extrañarte,
      déjame sentir el roce de tu piel,
      cuando sueño qué no te has ido
      cuando te nombra mi boca
      cuando te piensa mi alma
      cuando te llora mi vida sin remordimiento.
      Encuéntrame…
      Encuéntrame a la mitad del camino
      Quiero escuchar lo que siempre me decías,
      amada mía… y yo, amado tuyo
      yo soy tuyo y tú, eres mía,
      a veces creo, que lo repite el eco de tu voz,
      a veces creo que son los latidos de mi corazón
      que no te dejan ir…
      Que abraza una esperanza diaria de sentirte
      viniendo hacia mí…
      En el vuelo del pájaro que me canta en la mañana,
      o, te veo en la golondrina que en mi balcón hizo su nido,
      o te escucho, en la canción que cantábamos juntos.
      Veo el cielo y no creo que estés allí…
      -Porque no fuiste bueno conmigo, ¡Imagínate me dejaste!
      Encuéntrame en el horizonte donde esperas por mí,
      Cuando llegue la noche…
      Y viaje la luz de la luna, a tus altares
      espérame ataviado como novio,
      llegaré como novia virgen de labios puros
      y de corazón santo.
      Acercando, tu rostro al mío, con un beso,
      y en ése beso nos encontraremos en la gloria de Dios.
      Y en los sueños que nunca soñamos…
      Porque morimos el mismo día.
      Sin previo aviso y sin una despedida.
      Encuéntrame…
      -Once meses sin ti, encuéntrame al final de mi camino-

      Alicia Pérez Hernández
      -No es la pluma la que escribe es el alma-


    • alicia perez hernandez

      En voz baja… Para mi dulce ali.
      -quiero leerte un último poema
      en la noche última.
      Escucha: ali…
      Soy el viento y la rama,
      soy el aire que acaricia,
      soy el Sí y el No,
      soy la sombra y el día.
      Soy yo: nací
      de las entrañas de la tierra.
      Soy el fuego que quema,
      soy el hielo que enfría,
      soy lo que no, piensas:
      el cristalino río
      que al mar vierte sus aguas...
      Soy un tic-tac
      en el costado izquierdo,
      soy la brasa y la ceniza,
      soy la nieve y el calor,
      la lluvia que moja calle Nueva,
      soy eso que piensas:
      el imán que imanta,
      el verso que te enamora.
      Soy la calle melancolía,
      soy el beso de fantasía pura,
      soy la flor y la espina,
      soy lágrima viva
      en días grises,
      sentado al calor
      de la chimenea, pensando...
      en la mujer idealizada:
      tú eres dulce, ali?
      Soy tu interior:
      entrar en tu Edén quiero -amada azteca-
      "y muérame yo luego".

      (Llegará un día y el aire olvidará
      el aroma que hubo
      en nuestros días de amores,
      -sólo un frío y lacio clavel
      sobre la fría losa
      volará los pétalos al aire
      de la mañana fría...)
      -Esperando por ti estaré amada ali-
      Salvador 12- 24-12- (salgomanzano)



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.