Luhiv Luphin

A quien iré




A quien iré en busca de paz
y quien me dará sociego y plenitud
si no tú , camino único ¡Oh mi magestad ‼
quien romperá la cadena de esta esclavitud
si no tú , lumbrera de verdad y libertad
quien tendrá compasión de mi corazón
quien si no tú , de gran virtud
me saciará con lealtad
amor y vedad


A quien iré que no seas tú
Si solo tú tienes palabra de aliento
Para consolar a mí atribulado corazón
Solo tu Dios de misericordia
Sabes los vacíos de mi alma
Y que solo tu amor perfecto puede llenarme
El amor que he buscado donde no debía
Solo me ha dejado heridas
Me acerco a ti mi Dios divino
Para que me dejes descansar en tus brazos
Dándome la paz que tanto he buscado
Mi Dios de paz y de amor
Gracias por dar a tu hijo Jesucristo
Para perdón de mis pecados
Que ahora que él intercede por mi
Sea tu amor mi salvación
De perdón y de abrazo de papa
Alicia


A quien iré cuando las puertas se han cerrado
en qué otros brazos encontraré refugio?
sólo en los tuyos mi Señor amado
Sólo en tu Puerto mis naves han hallado
la protección segura y el consuelo
que en el mundo sin tí han encallado...
Es por eso que viniendo a tu vera
segura y protegida en el camino
mi alma se vistió de primavera
Porque desde el comienzo tú has querido
que fueras tú el que al fin me sostuviera.


A quién iré..., dame tu mano y muéstrame el camino,
Tú, que alegorizas la luz de la vida con tu propia
luz, y corres la cortina impalpable de oro en inopia
al hombre que viaja en vano; ¡oh!... dame la paz del trino;
¡oh! el canto mesmerizante del mar... Y si tan fino
el hilo de paz que respira mis sienes..., y si vienes
a mi corazón lleno de dicha y mueves ficha quiénes,
dime, ¿quiénes pueden con el poder del amor?, albino
plectro tornasolar, clarador de cielos, mimador
de nubes, hilvanar de algodón, colchón de plumas, miel
al sonido y, recompensa de sol calmo tras tormenta
que parte el cosmos un instante sobre tu lecho de hiel,
y pone manos de esperanza sobre el lienzo al candor
de ojos que descansan sobre las taciturnas corolas;
avienta, con toque de paz, con toque de amor: alienta
al soñador por buena senda sobre el romper de las olas...
(Jesús)


Cuando el mor la paz me falten
a quien ire sino a ti mi Señor
sólo en ti se puede abrigar el alma
Sólo en ti se encuentra y el sosiego-


A quien iré, cuando mi espíritu
desfallece quebrantado,
la oscuridad reina en mi realidad,
el miedo y el dolor me hacen su presa
y la luz de la esperanza languidece?
A quién Señor iré? si solo Tu eres
la única verdad que existe,
Tu eres misericordioso y benigno
con quien arrepentido a ti acude,
Tu Señor, que sin miramientos
consuelas al débil y al indefenso
y nunca olvidas al que a Ti clama.
Solo tu palabra puede fortalecer
y llenar de paz y sabiduría.
Aunque todos de mi, se olviden
que nunca me faltes Tu Señor,
en mis horas tristes,
porque eres mi aliento de vida
y mi meta es llegar
a tu morada celestial.


¿A quien iré mi Dios cuando la soledad me alcance?
quien si no tú para reconfortar mi alma
por que tú eres mi medicina en mis instantes de angustia
mi adarga en los momentos de contienda,
de tu mano voy por el camino recto que me has trazado
trato de seguir tus huellas andando a paso lento la senda marcada
por que Tú mi Creador sabes de mi hambre de sentirme amada
y solo en ti he encontrado el verdadero amor.
¿Entonces dime, si no apelo a tu palabra a quien iré mi Todo Poderoso?
Ma Gloria Carreón Zapata
(poetaymusadelared)


te seguiré
por caminos de paz
bienaventuranza y
gozo y poco a
poco romperé
el hielo en que
entre los hombres
corre porque así y
solo así
la humanidad toda
será más unida
y feliz al saber
que todo no ha
sido en vano...
(rosi12)


A quien ire sino a ti mi Dios
quien por amor a mi has salvado
Tu me sostienes cada dia
siempre te siento aqui, a mi lado
Me has ensenado a perdonar
Y a olvidar miles de agravios
Tu me das luz para manana
Mi gran Senor, amigo y Sabio
soki


Mi madre me enseñó su cristianidad...
Mi padre me enseñó las virtudes del Maestro Jesús...
Mi Dios me enseñó a bien amar...
Y yo con mis ruegos diarios...
Aprendo de sus virtudes ...
Por los siglos de los siglos...Amén
El Abuelo Poeta...Juan Romero Sotelo


A quién iré en mi travesía?
a Ti mi amado amigo,
Tu Luz resplandece en mi camino,
y llevadera vuelves mi abigarrada vida.
A quién iré sino a Ti,
que eres el pan de mi día a día,
de tus palabras me cuelgo,
y es en tu Voz donde busco consuelo.
A Ti iré mi Adalid,
en ésta causa perdida
en que se torna mi agonía,
Sólo Tú sabes dar motivo a ésta Lid.


¡ Oh mi amado Cristo ... ‼
que otro lugar puede existir
que no sea tus brazos sosteniéndome
que otra luz celestial puede ser
más divino que tus ojos
que otro camino de verdad
sólo tú mi señor y
mi salvador
iré a tí


Tus brazos abiertos estan mi Señor,
prometiéndome la vida si a tu lado estoy;
a las tribulaciones no temeré,
porque junto a tí yo lucharé;
y siendo más fuerte al cargar mi cruz,
fortalecida siempre estaré en mi Jesús.


Bienaventurados
los creyentes !!!
Que de cada uno
mucho depende,
elegir vivir
en paz
y armonía
o sufrir tormentos...
Solo y en la soledad
y el recogimiento
cada uno sabe
donde le aprieta
su zapato...

Comentarios2

  • Emma Lores

    Muy bello, a quien iremos si solo tu tienes palabras de vida, hermoso. felicidades a todos los que tuvieron el honor de escribirlo.

    • Luhiv Luphin

      Gracias amiga ... cierto a quien iremos
      en busca de paz y libertad si no es a
      Cristo Jesús , sólo él es palabra de vida
      la única verdad y camino que al padre
      nos conduce ... Dios la bendiga

      Un abrazo fraterno

    • Luhiv Luphin

      Gracias amigos del alma
      he nos aquí vamos hermanados
      al encuentro de nuestro señor y salvador
      ¡ Oh Dios mío ‼ ... bendícelos a todos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.