Martin Ruiz Diaz Diaz

Oración

ORACIÓN

 

Un silencio suena y callan las voces,

y surgen las notas que las hacen callar.

Muy nocturna se pone la mirada,

mientras en mi cama empiezo a orar.

 

Una vez más me pregunto, si Dios  me ha de perdonar,

y ojalá me perdone un día y me haga olvidar.

Quisiera dejar de hablar tonterías,

quisiera dejar de inventar.

Quisiera mi Dios, un día, volver a orar.

 

Quítame mis horas de sueño por favor,

y quítame la pereza que llevo dentro también.

Mi Dios, hoy te quiero hablar.

Mi Dios, hoy quisiera volver a orar.

 

No quiero más estas sombras conmigo,

siento mucho frío y siento dolor.

No quiero más estas voces escuchar,

pues sólo quiero volver a orar.

 

En nada encuentro consuelo,

ni en el alba, ni en la noche o madrugada.

Ni en tus palabras que ya no leo,

pues soy un triste y abandonado armero.

 

De rodillas quisiera ponerme,

y hablar contigo cada vez más.

Y mañana quisiera tenerte

en mi voz cuando vuelva a orar.

 

Y sé que pronto estarás conmigo

porque hoy te quiero hablar.

Y sé que mañana estaré contigo

en mis sombrías noches cuando vuelva a orar.

 

Martin Ruiz Díaz Díaz.

12/septiembre/2011



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.