Oscar Raul Quiroz Cortejana

Amantes


Un susurro, una mirada, un pensamiento compartido entre los dos que enerva sus latidos,

Dos mundos cansados de naufragar en la pasión.

 

Dos locuras en nuestras mentes,
Dos ideas que persiguen nuestra aventura,
Ojos que ah de ver, el amor de distinta forma,
Corazones que laten  en un tierno y prohibido abrazo


Devastando en su ilusión pronta hora de volver a la realidad

Labios que condenan cada palabra en un juramento prófugo,
Un sufrimiento con ansias de conocer la felicidad,
Manos desgastadas de tanto plasmar amor.

 

Buscando el rincón y el amor en cada momento al despertar,

Voy esperando el camino a la señal, ella la que nos arroje a la libertad,

Subsistiendo así al pensar que sea eterna la mirada y el envejecer de sus manos tocando tu piel.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.