devilmind

CONFESION

 

He vuelto a la pluma vieja,

Y la tinta ha manchado otra vez el papel,

Ahora, un mensaje lleva  la hoja blanca disfrazada

Vieja costumbre, ya casi olvidada…

 

Y he vuelto para esconderme

En la “a”, en la “b”, en la “c” o en cualquier letra

Que me brinde su mano y me dé su consuelo,

Que se ría, llore, cante o sueño conmigo

En la mañana, en la tarde, en la noche…   hasta que la tinta se acabe o hasta que termine en el suelo.

 

Y he vuelto a conocer la dulzura de una bella metáfora,

Las bondades discretas de un buen símil y el juego retruécano con chispas

De hipérbaton,  que enlazan palabras de este viejo poeta con cola de ratón.

Han vuelto las ideas, de aquel olvidado rincón,

Y se enlazan melodías como blanco algodón

Mi alma esta que revienta lagrimas del corazón

La razón está perdida, perdida del soñador.

 

Solo tú sabes mis cuitas,

Fiel amigo siempre atento a escuchar

Hoy te vengo a charlar lo que me sucedió tiempo atrás.

Espero que tengas varias hojas  amigo mío, para manchar la historia que te vengo a contar.

 

“Noches pasadas, inconsolable sueños tuve,

Porque en mis sueños he visto soñar un sueño con pesadillas de terror,

Como si lo devorara las fuerzas del amor

Lloraba alegrías de tristezas vividas,

Consumidas y sumidas en el tiempo,

De un triste soñador….”

 

Soñador tan solo eso…soñador!!

La vida es parte de un sueño

Engendrada, la creación es parte de ello.

Somos soñadores, constructores de ideas,

Ilusiones y esperanzas,

Domadores de espíritus,

Fieras salvajes, cual si fuesen dioses.

Del mundo, dueños omnipotentes!...

Al final tan solo todo es un sueño.

 

Lo cierto es que el azul no es azul

Ni el verde tampoco es verde,

Y del blanco ni hablar,

 Así pues que para lo que a mi concepto es claridad

 Para otros tan solo será oscuridad.

 

 

Luego, lo que…  tal vez para mí sea reír,

Para otros, solo tal vez, sea llorar…

Entonces no es raro ver: llorar una gloria con el dulce sabor de victoria

y  reír a carcajadas  los miedos descalabrados en el error de la tragedia.

 

Confieso entonces mi locura,

La de vivir la vida con frescura,

Sin ataduras ni diabluras

Ni de santos, la cordura!

Melodías, al medio día.

Simpatía? - la cobardía.

Frescura? - Las amarguras.

Amarguras? - Las que aún no están maduras

Maduras?  -No creo, tal vez podridas.

Podridas?  -Tan solo el alma. Singular, na más!

Verdad?  - No. Es mentira.

Mentira?  - Lo que ves!

Amor?  - Ricostilla!!

Amigo?  - El raton y el queso.

Ratón? - No, humanos! … Plural.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.