monchi67

El Mundo lo Sabe

Otra vez el insomnio toca a mi puerta

- ¿Hay alguien ahí?

 

Me escondo entre mis cobijas,

Bajo el lado frio de mi almohada

Pero igual entra a querer corroer mi mente;

Derrumba los muros que levante

Y en silencio se hace de mis hojas

Pero hoy no escribe ni una sola locura.

Me lleva a lo alto del mundo

Y me muestra un poco de nubes y estrellas,

A un lado la luna en su cuna

Y al otro el sol en su triciclo.

 

-Sube un poco más. Me dice. Mira

El mundo sabe lo que tiene que hacer

Pero estúpidamente por miedo prefiere decir que no lo sabe.

 

El vagabundo que ves acostado bajo el Obelisco de Buenos Aires,

Sabe que puede despertar y conseguir ser mejor de lo que es, pero el miedo a fracasar ha conseguido carcomer su valor y ahora prefiere el camino fácil de creer que nunca por más que lo intente lo lograra.

 

La persona que ves de traje corriendo apresurado por el Ángel a la independencia,

Sabe que la verdad es libertad, pero el miedo a la realidad se hace de él y no le deja cambiar de actitud cuando se equivoca y prefiere el camino fácil de su mórbida deshonestidad.

 

El rico que ves en su oficina del edificio Burj,  

Sabe que nunca necesito todo lo que su codicia le da demás, pero el miedo a perder su comodidad le sacude las ganas de ver más allá de su nariz y prefiere el camino fácil de no preocuparse por destruir un medio ambiente si su ego está feliz.

 

La persona que ves de ropa casual caminando por el Coliseo Romano

Sabe que puede cambiar lo que hace pues se destruye así mismo, pero el miedo a enfrentar la presión social y no ser uno más del montón se aferra a su forma de actuar y prefiere el camino fácil de su inconciencia de destruirse con “diversión”.

 

- Mira y dime si no me equivoco.

Que no soy insomnio porque quiero si no porque la gente de este mundo me creo con su forma de ser, su miedo a ser diferente, su velocidad, su estrés, su falta de paz, su manera de creer que tiene que ser mejor que alguien más para ser feliz, por ignorar que frente a ellos y en ellos mismos esta la solución a todos los problemas, sabiendo que ignorante no es tanto el que no sabe nada, si no el que sabe y no hace nada por intentar cambiar y regresar a su Creador que él sabrá más que nosotros.

 

-No soy tan malo después de todo. Me dijo. Construyéndome de vuelta mi muro de sueños, arropándome, dejándome dormir en ese lado cálido frio, que en mis noches ahora me recuerda que encontrar paz  es tan fácil como darle vuelta a una almohada y alcanzar dormir como un niño de pues de un día de mucho jugar.

Comentarios1

  • Tizzia Holwin

    Que es vivir si no disfrutar como el niƱo al jugar.
    Hermosa prosa
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.