Roberto Moran

Epitafio

Suenan las campanas de la oscura catedral

La muerte ha visitado mi ciudad

Yo sobre la lapida fría, en la tumba donde descansan sueños

Donde descansan memorias que me dieron alegría

Y hoy me llenan de melancolía

De lágrimas acidas que hacen surcos en las mejillas

Mutilando mis ojos

Pues es mas doloroso cuando vez la muerte caminando a tu lado

Y pasan los días y no se termina de ir.

 

El reloj sigue avanzando, el tic tac no deja de sonar

Pero no llega nunca el final

A la maldición de morir cada día más

Solo estar cruzado de brazos esperando la sentencia

Esperando la ejecución

Que se lo llevara a dormir cantando la eterna canción

Que no es de amor, que no es de dolor

Mientras vaya caminando por los senderos que llegan a las murallas celestes

Que llevan a la puerta del misterio lejano.

 

No me asusta su muerte, me duele su vida

Su sufrimiento carnal, su deterioro corporal

Son cuchillas que se clavan en mi cuerpo

Que los cargo día y noche

Que por mas que lo intento no puedo dejar de preguntar

Donde esta Dios en estas situaciones.

Hoy levanto mi voz cansada

Hoy brota mi llanto guardado

Hoy maldigo al sistema

Hoy no creo en las reglas

Y mucho menos en promesas

Y la vida se va, sin poder detenerla

Y la muerte llega sin poder apresurarla.

 

Es un juego de azar, es un cálculo matemáticamente perfecto

Es la maldición del incrédulo

Es la perdición del culto

Es la mordaza del ciego, es el parche del mudo

 

Los vientos siguen soplando

Las campanas no callaran hasta el día del sepelio

Pero la lapida ya esta allí, y yo junto a ella

Buscando su epitafio.

Comentarios7

  • Ra_Tito

    Muy lindo poema , triste pero muy bien redactado, en él se puede ver el sufrimiento por la perdida reciente
    Abrazos

  • Roberto Moran

    No se a ido, pero su enfermedad cada dia lo mata un poco mas...

  • migreriana

    En ese poema està el aura de ese ser que te sigue acompañando!

  • Aries

    Te comprendo muy bien, Roberto...viví la larga enfermedad de mi padre con la misma angustia que tú sientes hoy. Es ley de vida que tenemos que aceptár, no somos inmortales. Un saludo y serénate. Aries

  • Elo

    Hermoso poema, es muy triste, muy bien expresado, entretenido desde el principio al fin, me ha conmovido mucho.

    Felicitaciones y espero que estes bien.
    Un beso.

  • Deliter

    Triste, tristísimo, pero inevitable.
    Está bien volcar esas emociones para superar el trauma.
    También me pasó recién con mi madre.
    Mi abrazo apretado

  • luna de hielo

    Que tristes momentos vives Roberto, la deseperaciòn de ver sufrir la agonìa de una enfermedad a un ser tan querido como un padre, muchas veces nos hace dudar de la existencia de Dios, solo recuerda que la fe mueve montañas amigo, y si tu fe es grande y le pides a Dios con todo tu corazòn y fuerza, El te escuchara y sabrà que es lo mejor para tu amado Padre.

    Felicidades por tu poema, es muy bello.

    Saludos y un gran abrazo, que Dios te bendiga y hasta pronto.
    besos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.