alma

Se vuelve a nacer cuando esto acaba

Yo nunca fui aurora

Apenas un peldaño hacia el abismo

Los mares abrazaron mis estelas

Y me quedé sin nombre en la montaña

Las noches fueron cómplices

De ese aciago día

Mi fruto se hizo humo en la distancia

Y luego erré sin rumbo

Buscando tu morada.

 

Pero tu ya no estabas.

 

Tras esto fui un truhan sin esperanzas

De hallar en ti un refugio.

 

Me convertí en el lodo de tus ojos

Y supe que también despues fui alma.

 

Pero no había nada

Quedaba ya muy poco

La noche me esperaba.

 

Me abalancé a su encuentro

Y el eco se hizo agua.

 

Y el agua  fue un crisol

Que me envolvió  en sus llamas.

 

Los ciegos son los otros

Que viven sin palabras.

 

En el rincón del odio

Sumidos entre brazas.

 

 

 

Comentarios3

  • jureme

    muy claro lo que espresas en cada uno de tus versos,buen dia

  • El Hombre de la Rosa

    Geniales y preciados versos en tu bello poema amiga Alma
    Preciada la lectura de tus versos
    Te deseo una feliz Navidad
    Saludos y amistad
    Críspulo

  • El Ángel Solitario

    muy bella reflexion, encajan con la melodia de tus versos

    gracias por tan bella poesia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.