Alejandro Portillo

MI ÁRBOL.

Juliette estaba sentada

Detrás de la pared, de su desesperación

Juliette  lloraba por…

Que su hogar lo  perdió hace mucho tiempo.

 

El aire era tan fresco, muy bonito

Las nubes claras.

¡La brisa era genial!

Las estrellas tan cercanas a sus ojos.

 

Los árboles eran mi destino.

Y  los árboles fueron su casa.

Árboles en el sol de la mañana

De  lágrimas de invierno hace mucho tiempo.

 

Se sentaba en los árboles

Y  veía al sol al amanecer...

 

Las estrellas la habían mirado

Sus  ojos estaban allí, y el amor por todas partes.

 

Sola  otra noche,

Ella  estaba en su árbol

La luna le dijo:

"Vive tu vida… sin mi”

Amor… “sin las estrellas”

 

Juliette tan sola…

Fue a su casa y construyó un muro.

Ladrillo por ladrillo

Cerró su mente y la vista.

 

Juliette ahora está sentada.

Esperando su muerte.

Y al final… ella sonrió y dijo:

“Adiós mi amor, adiós”


Alex DeLarge.

Comentarios2

  • Yolanda Barry

    es difícil decir adiós cuando se ama tanto,me gustó leerte,un abrazo.

  • LORRAINE0826

    Un fondo que lleva las palabras como un bello susurro de Juliette.
    Me encanto tu poema¡¡
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.