Black Lyon

Debate entre Dios (Zahady) y (Black Lyon) Lucifer.


Lucifer: ¡Padre! has impuesto en mi aquello
que afecta mi albedrío... ¿Como esperabas
que reaccionara? Aparecí para alabarte,
y en lugar de escogerme, ¿eliges a un ser
inferior a mí? ¿Será, que temes algo?


Lucifer, amado hijo mío... portador de la luz...
Amado hijo de la aurora, Ángel más bello de mi Creación...
Tu sabiduría fue tu don y mi galardón...
Te coloqué, segundo hijo amado a la izquierda de mi trono...
¡Y tú por tus celos y desprecio...
convertiste ese privilegio en siniestro...!
Tú, mi Lucifer... te convertiste en Satanás
porque así lo quisiste al convertirte en Adversario, en mi Enemigo,
Tú, hijo mío te convertiste en Diablo por ser el Acusador de tus hermanos...
Tú un ser de luz...


¡Así mancillas mi nombre! Cuando fuiste tú quién creó todo, el bien y el mal. Creaste albedrío, es decir que tenía opciones, de las cuales no respetaste las mías. Entonces, un ser que todo lo puede necesitaba crear instrumentos que le alabasen con la ridícula idea de poder pensar por ellos mismos. ¿Te sentiste solo? ¿Tú que todo lo puedes? Te enojas con tu creación. Así me hiciste, en tu omnipotencia, ya sabías que iba a ser así, ¿Por qué te enojas conmigo? ¿Para que creaste "tanta maldad"? Solo finges odiarme, para estribar en mí, todo lo malo, y que tus lacayos, puedan diferenciar entre el bien y el mal. Si te dices perfecto, ¿por que crear la imperfección? Esa es la dualidad que pretendes inocular, pero eres tú todo, tú el bien y el mal. ¡Que suplicio! Crearme para aterrorizarme por los siglos. NON SERVIUM.


¡¡Lucifer!!
¡Estás faltando con tu irrespeto y tu soberbia a los diez mandamientos a la vez...!
¡Por supuesto que estaba solo y por eso al primero que creé fue a mi Unigénito, el amado Arcángel Miguel, a quien tú odias con lo poco que queda de tu espíritu y de tu alma... a mi Primógenito de toda la creación...!
Y que gracias a Él y por Él fuiste tú mismo creado como mi segundo hijo amado...Lucifer...
Esta perfecta Creación no podía estar sola... ¿Para qué sirve la vida, sin tener con quién compartirla?...
Y el regalo Divino que a todos y a cada una de mis creaciones celestiales les obsequié fue el Libre Albedrío para que pudieran amarme con total libertad y fueran dueños de sus actos...
¿Acaso fue un mal regalo? ¿O preferirías tener sólo sentimientos de amor instalados como un programa genético...?
¿Acaso tus hermanos celestiales ¡Todos! dejaron de amarme y de serme fieles? ¡¡Noooooooooooooo!! Ellos, como tú tuvieron la opción de
hacer lo malo y lo bueno.
No habría felicidad si no existiera el Libre Albedrío...
Mi Omnisciencia no hace que tú no puedas cambiar tu destino... Si no dejas de pensar en lo malo, el deseo se hace fecundo y produce el pecado... Tú no desechaste los malos pensamientos que habían en tu pecho de desear un sólo acto de adoración...
Mi Omnisciencia ve lo que tiene tu corazón... que siendo perfecto como toda mi creación ya no puede volverse... Un Ángel, no es un humano, no puede arrepentirse y cambiar su actitud...
No te hago a ti cargo de todas las maldades...
Pero fuiste Tú, el primero que les enseñó a Adán y a Eva el pecado de la desobediencia y el deseo de querer ser como Dios...diciéndoles que se les abriría los ojos "del conocimiento de lo malo y lo bueno" ...¡¡Y así fue...!! porque ellos hasta entonces vivían en Edén conociendo sólo la bondades de la existencia y al desobedecer un mandato directo ¡por tú culpa...! porque los tentaste con tus artimañas y comieron del fruto y comenzaron a conocer también lo malo.
Y tú solo quieres que te rindan adoración... Y te olvidas que sólo ante mí deben hincarse ángeles y humanos... Ni el Únigenito de toda la creación admite reverencia ante sus pies...


¡Mandamientos impuestos por tí!
Sí vas a dejar al mundo ser feliz,
¿por qué los límitas?
Tú creación no es perfecta, puesto que me creaste
a mí. ¿O son las emociones más poderosas que tú?
Con lo que aludes de la creación,
¿Para qué la creaste?
Para recibir adoraciones por la eternidad,
ególatra, soberbio como yo.
¿Regalo divino? Ve, como tus argumentos son
sofismas tan flagrantes que tú mismo las
exaltas. Dueño de sus actos, pero condicionados,
libres pero encaminados. ¿Libertad?
Servirte o ser castigado.
Preferiría no haber sido creado, en un entorno
donde para ser feliz y libre, tengo que someterme,
más que ser leal. ¡Cruel y malévolo monstruo!
Pero recuerda, que no todos tus ángeles, se doblegaron,
en realidad estamos ejerciendo nuestro derecho real
de libertad, y ese odio que sentimos, es por que tú
preconizas libertad, cuando eres tú quién esclaviza.
¡Eres el creador de todo! ¡El resposable eres tú!
¡Fuiste tú, quién creaste el bien y el mal.
¿Y por qué no es feliz tu creación?
Por el contrario, el albedrío nos hace ver,
y darnos cuenta, de lo aprisionados que estamos,
atados a emociones que también son creaciones tuyas,
y así les pides que te sirvan. Te sirven y no basta.
Es increíble, que siendo "el que todo lo puede" digas,
que no puedo volverme. Por que sabes, que tengo razón,
por eso me excluyes, me alejas, me apartas. Y es tanta
tu crueldad, que en lugar de destruirme, me mantienes
en tu infierno como castigo. ¿Cómo te ibas a molestar
con tu creación por ofenderte sabiendo tú como sería y que
por más que se sintiese superior, jamás lo sería pues
en tu sabiduría eres el único? Es por que tengo razón,
pero no tu razón, es decir, por no someterme.
Claro que un ángel puede arrepentirse aunque no sea humano,
o, como dices; ¿nos creaste como automátas? ¿Nos privaste
de la redención?
Fui yo, quién incitó al "mal" (conocimiento) a los primeros
humanos. Pero fuiste tú, que me enseñaste el mal. El verdadero mal,
la raíz. Es por eso, que insisto, pues en este caso
el juez tiene todo arreglado.
En el Edén, me permitiste entrar, me permitiste tentarles,
¿Pero quién puso el árbol del conocimiento en el centro?
Un elaborado plan sin duda alguna, para ser cruel una vez más
con tu creación. ¡Bravo!
Se hincan ante cualquier cosa, para ser felices, y tú no
admites que sean felices, sabiendo que adoran algo, con
la finalidad de ser feliz. ¡No! Solo a tí, por que de no ser
así, los castigas... ¿Y el albedrío?
Pero ese es tu plan para mí, sufrir por conocer tu verdad.
Solo te diviertes con tus creaciones. El de las artimañas, eufemismos, y maldad, eres tú.


Sí, soy tu Juez, tu Gran Juez... y como juez, contestaré una a una tus dudas y tus acusaciones, diablo acusador...
Toda mi creación fue perfección y así lo sentí al sexto día de mi labor...
Tú, también eras perfecto, yo no te hice inicuo... Así como un padre tiene un hijo que cría con amor y él no sigue sus consejos...tú hijo mío, portador de la luz... no permaneciste firme en la verdad de tu Dios... e hiciste mal uso de tu libre albedrío...¿O acaso el arcángel Miguel, el ángel Gabriel, portador de las Buenas Nuevas a María, y las miríadas ángeles, de querubines, de serafines que me son fieles no usaron su libre albedrío para estar en los cielos...
¡¡La libertad siempre es condicionada...!! ¿Por qué un simple mortal humano puede comprender que hay libertad dentro de las leyes y tú, tan sabio por anciano de días y por la sabiduría implantada en tu ser, no puedes comprender que la libertad comienza con un deber y termina con un derecho...O nace con un derecho y muere con un deber...
No te he podido castigar aún, pero ya no tienes acceso a mi Reino Celestial porque te he relegado a ti y a tu legión demoníaca abajo. Es por eso que discurres por toda la tierra sembrando el mal...Yo no te esclavizo, no uso tus mismas artimañas que tú utilizas con los Hombres, que son títeres de los actos más impuros en tus manos...
Y si no te eliminé en el mismo momento en que te rebelaste no hubiera sido justo porque tú me retaste, como ahora, diciendo a ángeles y humanos que era un mal Dios... ¿Acaso crees que no sería fácil para mí destruirte y matar a todos tus seguidores para purificar mi creación...? No hubiera sido ésa una decisión aleccionadora... ¡ya nadie se hubiera alzado... ! Sin embargo te permití vivir toda estos millones de años, y en tanto tiempo no ha cambiado tu actitud. ¿Por qué dices que soy yo el que afirmo que un ángel no se puede arrepentir? Tuviste eternidades, que te han servido para ir observando a los hombres para estudiarles su lado débil para así poder tentarlos y hacerles cometer el pecado de obrar contra mí. Pero a pesar de tu maldad y tus tentaciones muchos humanos murieron fieles y siguen en fidelidad no dejándose arrastrar por tu maldad.
Los Hombres se hincan ante Otros Hombres, Otros Dioses, Otros Ídolos, Otros Ángeles, porque de esa manera Tú te sientes adorado... porque tú les enseñaste a creer que éso es lo correcto...


-


Juez imparcial.
Tan perfecto, que tuviste que descanzar.
¿Como habría de ser esclavo de un Dios que no perdona,
que es imperfecto y dentro de todo petulante?
El resto de los ángeles, que permanecieron, no se
quedaron por gusto, sino por miedo al ver mi castigo.
Pero tú los conoces, y nos conoces. Te fue más
práctico desechar tu imperfección, que convertirla
en algo nuevo. Tú, que todo lo puede.
¿Has visto bien?
La humanidad no sabe lo que es la libertad, es un concepto,
nada más. Concepto, que no comprenderan, pues al llegar
al máximo de su raciocinio, siguen siendo esclavos de
ellos mismos.
Una libertad condicionada no es libertad. Eso es relativo
a tu moral.
Y solo, servirte, nace con un derecho o muere con un deber.
Pero, tú no dejas la opción del deber, sino la
coerción para someter a tu antojo lo que es conveniente.
Yo, con los hombres, solo les hice ver la realidad,
pero fuiste tú, quién sembró la maldad.
No me eliminas, por que yo hago lo que tú no quieres
hacer. Demostrar tu verdadera cara ambivalente.
Los hombres son débiles e irascibles al igual que tú,
en su ignorancia por descubrir su verdad, hacen lo "incorrecto"
pero, sigues desviando el tema, y no aceptas,
que el mal, fue hecho por tí, no por mí.
El piadoso y perfecto, que necesitó descanzar.

Comentarios2

  • ZAHADY

    ¡Gracias por darme la oportunidad de hacer este debate contigo!
    Falta más información para completar. Pero como te habrás dado cuenta terminó el tiempo. Fue mi culpa porque era yo era la siguiente.
    ¿Seguimos?

  • Lena

    25-12-12
    Buen fin para el debate.
    Nace el Enmanuel...su rival.
    Supo que no le quedaba tiempo despues de ti.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.