Eduardo González Cuartango

**-La gran partida-**

La gran partida

 

 

El agua que ha movido

la piedra del molino, sigue el cauce

camino de la mar, donde se pierde

marcado ese camino que la encauce

a hacer su recorrido

y todo bien concuerde.

 

El río de la vida

no tiene sus caminos señalados

y cada cual, buscando su destino

caminos nos hacemos abnegados

buscando una salida

-y hacerlo con buen tino-

 

al duro vivir diario.

Sorteamos caminos en la vida

que jamás habríamos esperado

tememos no ganar esta partida

sufrir este calvario

sin ser de nuestro agrado

 

y al fin de tantas penas

creemos y esperamos recompensa

¡pensamos en llegar a ser eternos

lograr felicidad, la más intensa

y libre de cadenas!

o irse a los infiernos

 

¡sutil hipocresía!

Pretenden regalarnos, tras la muerte

aquello que nos niegan en la vida

sufrir, para tener tan buena suerte

¡después de la agonía

jugar la gran partida!

 

 

 

 

©   Eduardo González Cuartango

06/12/2012 13:56:00

 

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Un genial y preciado poema filosofico amigo Eduardo
    Un placer leer tus versos
    Abrazos y amistad
    Críspulo

  • Eduardo González Cuartango

    Gracias, compañero Críspulo.


    Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.