tinchoborges

Para ese pimpollo por florecer....

Que de su llanto brote sal,
Y con sus lágrimas se hagan mar,
Y en su canto el pájaro brille,
Y sea libre en cada respirar.

Que de su alma surjan los colores,
Que emerja de las profundidades su amor,
Y que su amor se haga viento,
Para el mundo recorrer.

¡Libérenla! Una princesa dentro suyo hay….
¡Libérenla! La chica más hermosa sonreirá…
¡Libérenla! De su vientre florecerá el verano…
¡Libérenla!¡ Su prisión está hecha de mentiras!

En su rostro hay historias,
Cada una más bella que la otra,
Escritas con suaves lápices perfumados,
Que tapan al dolor, éste queda arrinconado.

Nada más que su amor,
Es su arma más poderosa,
En sus labios se resumen las cuentas del destino,
En sus ojos no hay lugar para el desatino.

Espero ser tuyo, princesa mía,
Ser tuyo de antemano, 
Bajo nuestro propio cielo estrellado,
Bajo el grito más fuerte del enamorado.


Para la próxima chica que alguna vez quiera amarme, yo le aseguro que la voy a amar sin límites. Pero que aprendamos a liberarnos, que no encarcelemos al amor, juntos podemos conocer al éxtasis de la libertad, beber el néctar de la flor más dulce y hermosa. La libertad y el amor no tienen contrario alguno, eso lo descubriremos juntos en el camino que compartamos. 
Con amor, de mí, hacia esa futura chica que me ame como yo la amaré a ella.
  • Autor: Martin Fariseo (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 29 de noviembre de 2012 a las 01:33
  • Comentario del autor sobre el poema: ...
  • Categoría: Amor
  • Lecturas:
  • Usuario favorito de este poema: El Hombre de la Rosa.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Bello genial y hermoso poema de amor amigo Martín
    Gratificante la lectura de tus versos
    Saludos y amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.