Félix Moreno

DULCER MELODÍA

Llegaste a mí como una dulce melodía,

como una eterna canción de amor,

como un amanecer sólo de sonrisas,

como la idea de que existe el Paraíso.

 

He amado  muchas veces, demasiadas,

pero ninguna con tanta intensidad,

la intensidad del olvido imposible,

la intensidad del amor eterno.

 

He estado contigo  poco tiempo, muy poco,

pero ha sido como toda una vida,

siempre has estado ahí, esperándote,

pero has aparecido tarde, muy tarde.

 

Eres la herida del amor que no se cierra,

que destila sangre dulce,

la dulzura que me inspiras,

sé que la herida es incurable,

nunca te tendré conmigo,

es como querer  poseer el Mar,

 

Félix

Comentarios1

  • Deliter

    Ideas que se encuentran y discrepan.
    Amor inexplicable.
    La sinrazón

    Abrazos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.