RICARDO ALVAREZ

1-TODO A MULTIPLICAR - 2 - DILE A ELLA - de v.p.verónica

1- TODO A MULTIPLICAR

--------------------------------------------------------

 

¡ Es así, todo a multiplicar ¡

arena, vida y aire.

luz, tierra y vendaval.

Inundación de eses en plenares.

Plurales, plurales y potenciales.

Menos los míseros del alma.

¡ Todo en exceso ¡

Azul ultramar en cientos

En miles las estrellas.

Millares de hebras morenas.

Verde infinito y multiplicado.

Luna, sol, cielo y árboles.

Besos de lava en multitudes,

besos multiplicados.

Hasta la fatiga de los números.

Multiplicar, multiplicar.

¡ Que se pudran y jubilen las restas ¡

Sumas embriagadas, sumando sin parar

en corceles de hilada, atadas al carro del jubileo.

Del cerro elevado loas al potencial.

¡ Todo en exceso y sin orden ¡

al ascenso, a multiplicar, nada racional.

¡ A la pasión en trepada,

a los sueños la escalada ¡

Todo a multiplicar.

Menos los muertos sonámbulos y

el avaro codicioso impensable.

Del mundo diminuto al espacio en plenitud.

A sumar la virtud, hasta quebrar los ábacos,

Gastar los cómputos y ultrajar los números.

Menos las monedas de los poderosos impotentes.

¡ Todo al exceso, todo al construir ¡

Si se agota el multiplicar de nuevo a  excavar.

Seguro que hay más.

 

¡ Todo en exceso ¡

Menos implorar.

 

Todos los derechos reservados en Safe Creative & Published Word Press

---------------------------------------------------------------------------

2- DILE A ELLA  - de v.p.verónica

 

 

¡ Dile a ella amor ¡

A través de tu boca comprensiva y

tu  voz serena.

Que cuando mire a ambos lados, yo estoy.

En el frente, en el atrás, en el suelo deshojado, y

en la estrella mas alta y brillante.

Dile que no puede escaparle al destino de mi amor.

Que lo lleva en su sangre,

de húmedo relucir, como sus ojos de espejo.

 

En los umbrales labiales tiene la

sed de mi piel y el hambre del pan,

el ansia famélica por mi carne.

Dile amor... que no esconda su pesar

en un rostro oculto con heridas.

Para ella tengo mis hombros de piedra suave,

redondos y de muro, como el muro de los lamentos.

Para enjugar sus lagrimas, de haber vivido tanto

ahondé en mi pecho un lago, solo para su llanto.

Cultive mi voz y mi oído,

para hablarle a su alma tierna y escuchar

su melódico canto  de regocijo.

Dile que no respire sin mi aire y

que absorba todo el aliento

con mis pulmones inspiradores.

 

Dile que no ande el camino

Sin saber que es mi piel de alfombra la que pisa.

Que estoy con ella

en los ojos de la luz y

en la mirada del brillo tenue de la luna,

cuando va telando la madeja oscura de la noche.

Con mis ojos de celo, en vigilia y alerta,

reteniendo su rostro en un atlas geográfico,

Donde el contorno de sus líneas

es el mapa del capitulo primordial.

¡ Dile a ella amor ¡

Con tu boca sabia gesticulando signos.

 

Que mis horas sin ella son eternas y de era y

 mi segundo con su presencia

trasciende el tiempo de los siglos.

 

 

Todos los derechos reservados en Safe Creative

 

 

Comentarios1

  • PoemasDeLaSu

    Creo que no terminás de darte cuenta de tu grandeza, ami querido.
    Sos tremendo!!!
    Besotones

    • RICARDO ALVAREZ

      no lo se su.te agradezco y un fuerte abrazo. ricardo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.