Vicente Ronald

crei olvidarte.

La mañana dio inicio, y con su luz, el despertar,

Acongojado el pecho. En mis sueños hiciste presencia

Por un instante en mis apesadumbrados sueños,

Tu sonrisa motivo un mejor despertar,

Preocupación ante este recurrente placer,

Son varias las noches, varios los sueños,

Varias tus presencias en mi soñar. Qué debo hacer?

La incertidumbre hace presa de mis pasiones,

 Provocando mis inquietudes;

Estarás bien?

Ocurrirá algo con mi antiguo y gran amor?

Sin respuestas,

El cruel pensamiento de tu ausencia, desborda una insospechada

E inesperada tristeza,

Creí ya no recordaba tu piel, tu mirada, tu forma de pedir amor.

Sin apremios mas que mi soledad,  fiel compañera de tertulias pasionales.

Pero al final el vacío de mi corazón se aferra a la frialdad de mis actos

Todo inicio cuando marchaste,

Aquí hay un perdedor,

Este gran amor que no conoce de final.

Y cuando haces presencia en mis sueños cree me extrañas.

Pobre iluso, sin peregrinar no hay destino,

Sin avanzar no se termina el camino,

Pero como explicar que aun luego de tanto tiempo

Sigues siendo quien motive mis pasiones, y  ternuras.

Sin temores y  miradas perdida

Sé que no es correcto aun amarte,

Pero ¿cómo luchar contra los instintos y el corazón?

r-k 31/12/06.

(derechos reservados de autor)

Comentarios2

  • mariarl

    ni modos amigo a si es el amor
    besos

  • Vicente Ronald

    pos es verdad, asi es y solo se puede vivrlo intensamente en cada instante.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.