Roberto Moran

Ross…

Quiero bailar un tango con vos

Con vos tan callada

Con vos tan triste

Con vos tan solitaria como yo

 

Pero nunca estas

Nunca estas cuando te quiero

Ni cuando te hablo

Ni cuando te pienso

Nunca estas cuando miro las estrellas y se parecen a tus ojos

Nunca estas cuando miro tus ojos y se parecen a mis sueños

 

Nunca estas cuando te digo esas palabras

Que el silencio se encarga de musitarlas

Tan levemente que son imperceptibles al oído

Que no llegan para confesar lo que tanto te quiero

Te necesito

 

Quiero bailar un tango con vos

Uno de arrabal

Uno que retrate nuestra tristeza

Nuestro desgano

Nuestro desinterés por vivir

Y nuestro temor de morir

 

Pero nunca estas

Nunca estas cuando te busco

Nunca estas cuando te pinto

Nunca estas cuando te escribo

Nunca estas cuando busco en tu pensamiento respuestas perdidas

Nunca estas cuando mis ojos se dignan a despertar

 

Nunca estas cuando paso por tu habitación y te siento dormir

Y te imagino soñar

Con ese mundo que tanto te gusta

Y anhelas/ y deseas…

 

Entonces en la madrugada

A eso de las dos o tres

Cuando el insomnio aparece

En las linderas de mi solitaria cama

Yo me complazco en jugar a tu presencia

En jugar a que me haces compañía

Y respondes a mis llamados

Y respondes mis palabras

Y jugamos como dos chiquillos tontos

Dispuestos a no crecer nunca

 

Entonces ya cuando va muriendo la madrugada

A eso de las cinco o seis

Te doy un beso y te despido

Y te guardo en donde guardo mis tesoros

Es decir

Tus ojos

Tu boca

Tus manos

Tu nombre…

Comentarios3

  • Jose de amercal

    hermoso este poema te felicito si puedes te das una visita al mio gracias
    jose

  • benchy43

    Muy buen poema, amigo, mis felicitaciones.

    Un abrazo. Ruben.

  • Jorge G Sifuentes

    Buen poema y buena rima.
    felicidades.
    saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.