elio alves

El saludo del Caballero Gris.

 

 

Soy el caballero con su paz desnuda,

con armas de barro y la coraza es mi piel,

en el cuello llevo, una capa hecha de lana cruda,

y en mi asta ondean blancas hojas de papel.

 

¡Ho, doncella...este caballero te saluda!

 

Andaré en la marcha con mi luz de luna

venceré en mi camino al temido dragón,

deshaciendo su hechizo y su malvada cuna

para hacer nueva raza, en su corazón.

 

Ya hecho amigo, es sobrio y flamante el reptil

hace fogata y brinda conmigo, por sus llamaradas

que convertirá en cenizas, lanzas de marfil

y a los mosqueteros, fundirá la plata de sus espadas.

 

Otra vez caballero, en el luminoso día

y en los ojos de rabia del que soy enemigo,

el me ofrece batalla bajo una lluvia muy fría,

yo le detengo, le hablo y le ofrezco mi abrigo.

 

En su manso caballo que cubre el pulido metal

envaina la espada en su capa de olvido,

yace cansado aquel cruel luchador medieval

ballestero y arquero, no es que esté vencido.

 

Al guerrero feroz, le narro la historia del mar,

mientras de una botella de grueso cristal

del brebaje de un druida toma tragos de a par

y entre un sabio silencio, se ha aliviado del mal.

 

Al pasar por la estepa, un fresno y su hermano

al creerme invencible, me dicen cantando;

-“Suele suceder que el punto débil del humano

esté tan lejos de su cuerpo, y fuera de su mando”-

 

De día o de noche vencí también el frio del llano

me alimente del fruto mediante iba encontrando

pero contento y seguro de que nada fue en vano

en vez de lanza, toco la flauta que voy cargando.

 

He  regresado, ¡Ho noble doncella!

princesa de sueños y de maravillosas rosas

que siembran magos y que riegan diosas,

para ti del jardín escogí la más bella.

 

Al llegar, el caballero gris al castillo, solamente saluda.

El castillo es encanto, desde el salón que la princesa usa,

y ella misma, que además de ser linda le llamaré musa.

 

Con asombro extraño, solamente digo con voz aguda.

¡Ho, doncella...este caballero te saluda!

 

 

Managua, Nicaragua


 

 

Comentarios3

  • migreriana

    Es un poema hermosìsimo!Te felicito!

  • Irmangeles

    Que hermoso! me llenó bastante. Me hizo vibrar algo dentro, tambien me impresionó por todo el contenido.

    Esta linea me hizo reflexionar:
    -“Suele suceder que el punto débil del humano
    esté tan lejos de su cuerpo, y fuera de su mando”-

    Maravilloso, me siento orgullosa que seas un Managua.

  • Irmangeles

    "y en los ojos de rabia del que soy enemigo,
    el me ofrece batalla bajo una lluvia muy fría,
    yo le detengo, le hablo y le ofrezco mi abrigo."

    Me encanta tu sentido pacifista aqui... es como si el guerrero cruel medieval ya creció a las orillas "del mar" mar (de pasiones) tomando trago por trago cada una de ellas. Sobrevivió para la princesa y trae consigo su insignia de nobleza no por su espada sino por su corazón.

    "pero contento y seguro de que nada fue en vano
    en vez de lanza, toco la flauta que voy cargando."

    En encanta este poema. Gracias por compartirlo. Realmente necesitamos nobles caballeros, y tambien, ser dignas Princesas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.