emmanuel sèbrol

¡SILENCIO, QUE EL AMOR DUERME!

                 ¡¡Silencio. que el amor duerme!!

Dèjalo dormir entre sàbanas amarillas

 o puede que si despierta te deje de rodillas

 pidiendo una triste muerte.

 

 ¡¡Silencio. Que el amor duerme!!

Si lo despiertas atas tu vida a noches sin dormir.

 El amor es un niño impaciente que no sabe fingir,

 quizas te de suerte, talvez no tanta y te de muerte.

 

 Si lo despiertas, en el mejor de los casos

 terminaras haciendo canciones.

 si te va mal y terminas en contradicciones,

no te apures, solo suèltalo de tus brazos,

 deja que busque otro regazo

y no te apasiones, no llores, no lo decepciones.

 

Duerme al amor entre tus brazos

 y càntale canciones de cuna.

ponte a cantar bajo la lluvia o la luna:

 "Gracias, amor por no serme falso"

 

y si algùn dìa llega àlguien a despertar

 a este niño caprichoso,

explìcale que tambièn es lloròn y rabioso,

y que en ocasiones no deja soñar.

 

 Derechos Reservados Emmanuel Sèbrol 30 octubre de 2009

Comentarios3

  • Ra_Tito

    Muy lindo y reflexivo, felicitaciones

  • ohayoo

    Verdad

  • BryanGomez

    Muy original amigo..
    y tal como lo mencionas
    " andamos detras de el "
    en esos momentos que no nos interesa
    las consecuencias.
    En fin..
    Gusto leerte.
    Abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.