YoKo

A puerta cerrada

Quienes conviven conmigo saben que es el estudio de música el espacio más apropiado por mi persona en casa. Cuando trabajo a puerta cerrada en él, y el violín se desbarata de cansancio, detalle que delata mi mal humor.


Sólo él me observa y a pesar de mi silencio hostigante, rebelde y áfona tiranía, aun es capaz de mirarme con amor dilatado en sus pupilas.


Cuando el pentagrama da percusión al fuego,
una hilera de luciérnagas revolotean
algunas mueren sobre mi pecho
asfixiadas por el dióxido de inquina.


Existe el temblor oscilante en las cuerdas,
la rabieta del compás en mis tonos,
negras y blancas mis dilaciones,
furia enardecida en luz opaca.


Un genio desbordado,
cruel silencio de mis labios muertos,
afónico corazón, dolor impotente,
Es el ritmo de mi angustia tirana.


Cuando al volver mi diapasón
tu cuarteto “retinal” se clava en la octava mía.
Es un embate a mi mortecino corazón,
la hoguera transmuta y el violín descansa.

 

Clavel Rojo

Alejandra P. Rodríguez Espinosa. Todos los derechos reservados. 

Comentarios5

  • El Hombre de la Rosa

    Un encantador y placentero poema amiga Clavel Rojo de hermosura
    Un placer leer tus versos
    Dime si te gustan los mios...
    Saludos de amistad y de efecto

  • elvira olivares

    Yoko dulce amiga, allí te veo en tu foto, tan bonita y tan bellamente triste, clavel de la vida eso eres, vuela amiga y vive ¡¡¡
    Un poema melancólico, como si ese violín fuera el amigo de tus embestidas o de tus momentos de clara tranquilidad, él presente siempre.
    "Es un embate a mi mortecino corazón"... esta frase es fuerte, casi te diría un pecado a tu juventud que espera la luz para vivir, tal vez si abrieras esa puerta....y que el violín fuera música para todos...tal vez
    Un beso Yoko, estás siempre en mi corazón.

  • ivan semilla

    SUPER!!!
    NO MAS QUE EO PARA DECIR!!
    ME ENCANTO!!!
    LO LLEVO
    ABRAZO DE CUERDAS.

  • 4lmad3poeta3

    En realidad que es un excelente trabajo. !Felicidades poeta!

    !Saludos!

  • Poemas de Pepita Fernández

    Mi querida Yoko, es tan bella tu poesía que suelo leerla varias veces, estos versos para ese compañero violín revelan la sensibilidad de la poetisa y su exquisito talento
    un beso desde ARGENTINA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.