Vicente Ronald

mi soledad

Temeroso y abrumado,

Cabizbajo, con una gran decepción a mi haber,

Con el grito desesperado, dispongo mi enojo,

Pero ya que mas da;

Si el destino acompaña tu decisión y el separé es la misión.

Como concertar una idea en pos de la tranquilidad?

Si en las mañanas no existe más que la melancolía,

Los recuerdos desafían mis pasiones

Ya no hay mas respuestas

El buscar el escondite y plegar por un regreso,

Que se; no se concederá.

Así continúan los días,

La culminación de mis noches arrollados por tus imágenes,

Vivir de recuerdos, la idea profética

De sus labios

Alegando  su presencia

Estoy Aquí.!

Y Partiré a otros rumbos porque soy lo que necesitas.

La realidad abofetea esos tontos ideales

Y vuelvo a mi realidad con mi fiel compañera

Dulce, única y siempre disponible Soledad.

r-k 31/12/06.

(derechos reservados de autor)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.