Vicente Ronald

triste proclama.

Posad tu mirada en mi.

Rocía de vida  un triste ser,

Obsequia vitalidad a un cuerpo casi inerte,

Envía una palabra de aliento y energía para sobrevivir.

Si en ese instante en el que se presente, la mal ávida duda;

Te cubre, el sombrío pensar que inicie marches y dejar,

Cierra los ojos y busca en tu corazón,

El dará la respuesta.

Ven y posa en mi hombro

Y simplemente exclama:

¡somos uno y nada cambiara esta realidad!

Solo asi darás pie a un renacer.

Porque sin tu mirada, no hay luz en el camino.

Porque sin tu sonrisa; no hay calma en mi mar.

Porque sin tus palabras; no hay fe para continuar.

Porque sin tus manos no tengo fuente de calor.

Porque si tu no estas mi vida, deja de ser,

 pasa a la insospechada melancolía atosigante

 de un idiota enamorado.

Ahora la verdad; proclama de esta doliente realidad.

¡Prefiero el dolor, a tu mentirosa realidad!

 r-k 31/12/06

(derechos reservados de autor)

Comentarios2

  • Sara (Bar literario)

    X_X
    he visto que la oruga siempre habla contigo
    en fin..
    el final de tu poema me confundió un poco
    es decir...
    proclamas al cielo
    pero al final te quedas con tu dolor
    no entendí

  • Vicente Ronald

    hola, gracias por el comentario,
    pos si en varias ocasiones compartimos comentarios y puntos de vista que son muy provechosas para mi.
    de acorde a lo que escribi;
    enfatizo la idea de una exclasion que se anhela escuchar luego de una funesta perdida.
    luego hago un replique de lo que ocurre con esa ausencia, y proclama una realidad que se desea afrontar sin dadivas de quien marcho.
    es decir
    mejor la tristeza, a una inestable realidad q no genera seguridad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.