amdiosteza

Hay un sitio muerto




Hay un sitio muerto
Al lado izquierdo de mi pecho
Y una sombra perenne de vida
Los fantasmas
Inexistentes de la alegría me rondan
Cuando estoy postrado en mi lecho
Hace tanto frio y no tengo
Dos ojos llameantes de misericordia
Para calentarme la emoción
Ni están tus cabellos luminosos
Que me reflejen la luz del sol.


Hay un sitio muerto
al lado de mi cama
sin ti está vacía
sin tí no tengo alma
Hay un sitio muerto
allá donde vaya
si tu no estas conmigo
ya no tengo nada
(Aldabaran)


Hay un sitio muerto en el cementerio, donde quiero llevar las penas de sufrimiento.
donde enterrare a mi criterio, las injusticias y la maldad que pueda existir en cada sentimiento.
-Millondurango-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.