anaariassaavedra

ESPERANZA CERCENADA

 

 

 

 

ESPERANZA CERCENADA

In memorian.22-6-2012    a mi madre

 

Yo que te quiero y he querido,

como nadie en el mundo pueda querer,

ahora que vives en el infinito,

siento hundirse mi indeleble ser.

 

Cual estrella para mi fulgía

esperanza, donde yacía penumbra,

ahora fidedigna me rinde pleitesía,

en manojos de angustia que me nublan,

 cercenándome  un brote de  alegría

 

Añoranzas engarzadas en remolinos,

se alojan tenaces en mi alma,

desfilando lamentos entristecidos,

en halos de tú nidia  áurea.

 

Y grito al pronunciar tu nombre,

rasgando con vigor las tinieblas,

implorando voz que me diga donde

allí madre querida, tú te encuentras.

 

Mas…en vano son mis lamentos,

en vano mi sangrante duelo herido,                                                                                                                                          

en vano mis  insistentes desvelos,

por vislumbrar tu cuerpo querido,

y halarte del inesperado adviento.

 

No consiento en mi mente tu ausencia,

ni recuerdos en tiempo consumido,

no permito a mi alma aunque duela,

anuencias para borrarte de mi camino.

 

Camino floreado en filial amor,

abrevados en repiques de alegrías.

adobados  de incertezas, de ,dolor,

cuales flores de su tallo unidas.

lozanas íbamos en nuestro vero amor.

 

 

 

Ni el viento huracanado,

bramando enloquecido,

ni el relente abrevando.

Llevarán tu estela al olvido.

El tiempo en ambas transcurrido,

cómplices de amor y ternura,

van ahora en mi ser adheridos,

llorándote con amargura

 

,recordándote en mi primavera,

Sinfonía a mis sagaces penurias,

Impoluto cofre a impías penas,

Aurora a mi alicaída donosura.

 

Eras el abrazo enternecido,

Aventando arrepíos  solapados.

En mi corazón estremecido.

Por designios de mi sino infausto.

 

Eras mi albor de cada día.

Aliciente a sinuosa andadura,

Mi socaire eras madre mía,

Acrisolado en dulzura.

 

Eras la constante guiando.

Acrecentando incipiente ilusión.

Faz que amadora mirando.

Rutilabas mi corazón-

 

Ahora eres insondable suspiro

Oración para que me escuches,

Volviéndose  gravoso martirio.

Querer verte entre las nubes.

 

 

Ana Arias Saavedra

 

 

 

 

  • Autor: Analy (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 24 de octubre de 2012 a las 16:03
  • Categoría: Triste
  • Lecturas:
  • Usuario favorito de este poema: victolman.

Comentarios1

  • victolman

    MUCHAS VECES LAS AÑORANZAS Y LOS RECUERDOS,
    CORRUGAN AL ALMA... PERO LA SENSATEZ DE QUE HAY UN DIOS Y QUE DE EL DEPENDEMOS EN LA VIDA Y MAS ALLÁ DE NUESTRA MUERTE, NOS HACE ALBERGAR LA FINA Y FIJA ESPERANZA DE QUE EXISTE UNA PAZ Y UNA TRANQUILIDAD EN EL SENO DE SU GRACIA... A EL SE DEBA TODA LA HONRA Y EL HONOR...

    UN DELEITE HABER PASADO POR TUS SENTIDAS LINEAS MI ESTIMADA AMIGA Y POETA... PROFUNDO... MUY PROFUNDO LINDA... ME ENCANTÓ...

    ABRAZOS DESDE LA TIERRA DE LOS INCAS...

    • anaariassaavedra

      Muchisimas gracias, yo que soy creyente creo que me estará esperando y desde donde esté velará por mi como lo hacia en esta vida.
      Muchas gracias por tu amistad,es todo un honor el tener amistades tan lindas como las que se me agregan desde tan diversos lugares.
      Abrazos. y perdonad mi desidia en no pasar por vuestra página, Cuando la herida comienze a cicatrizar pasaré, y gracias por ayudarme a superarlo.
      Abrazos
      Ana



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.