Hilgava

Ayer te espere


Viendo el horizonte perderse
en el umbral del atardecer,
ayer te espere, sola, triste
callada e incluso desesperada.
El tiempo no se detenía, pues
eran tantas la ansias de verte
pero mis brazos vacíos se
quedaron y mis labios tambaleando
se quedaron por los besos que
no les diste ayer que te espere.
Cruel destino que, estruja mi pecho
por lo que has hecho, sin medir
el dolor que pueda sentir, ni lo
que piense de ti.


Es un instante tu lejanía
y mi rostro cubierto en velo
retira su mirada de la nada
donde te perdiste un día
donde quedaron las risas
los "te amo" y falsas caricias...
La penumbra azota mis cienes
el viento deshoja los frutales
que vieron crecer este sentimiento
por ti arraigado, y ahora, en desconsuelo
sus frutos podridos salen a la superficie
y tú a flote, entre los marineros
miras el horizonte; das la espalda a mi amor...
(El malevólico)


Tu que fuiste mi luz,
el aroma de mis sonrisa.
El viento que soplo en mi corazon y
que toso se llevò.
Negra ceniza, sepulcro de tu llama,
extraviado el instante, en el beso del olvido.
Que puedan tus recuerdos, tener mejor ventura..
(Pirata)


Tu esperando en soledad, mientras mi alma rasgada te llamaba
Y en el horizonte perdido, mis ojos buscaban tu mirada.
Tú esperándome callada, desesperada para poder abrazarme,
Mientras mis brazos buscaban tu cuerpo para en el mecerme,
Mi boca buscaba la tuya, en el morir de la triste de la tarde,
Y yo soñaba tus besos dulces amor, antes de acostarme.
Joaquín Méndez.


Perdóname mi bien amada
que con mi ausencia propague
sobre tu alma enamorada
una pena y mil nostalgias,
prometo que a hora temprana
con la canasta cargada
de amores y de caricias
llegaré a depositarlas
sobre tu mesa y tu cama.
Mientras tanto nunca olvides
que yo soy el que te ama.
Vozdetrueno.


Ayer te esperé en la misma silla;
esa, que desde que te vi partir
se convirtió en mi confidente,
buena amante y gran amiga.
Te esperé leyendo el poema
que te hice para que no te fueras
lejos de mi vida, querida;
ese que no te pude entregar
porque tarde logre llegar
al lugar desde el cual partirías.
..........................................
Ayer te esperé...
Ayer te esperé mujer divina.
Hoy ya me he marchado
del lugar en el que permanecí...
permanecí por mucho tiempo.
Estoy solo triste y abandonado,
por ti, dueña de mis fantasías.
Te esperé, pero al saber que no vendrías,
tomé la decisión de partir y revivir
y ser feliz con otra vida, mi vida.
Poyma(Poeta, Matemático y físico)


Te esperé incansable,
con el tictac de mi reloj,
en aquel banquito
donde siempre me besaste.
Allí, sentada, hasta que el sol
apagó su candil mortecino.
Esperé que llegases
feliz, con alguna flor,
mas el único que vino
fue el llanto de no encontrarte,
y mi eterno corazón,
si alguna vez te quiso,
hoy ya no se atreve a mirarte.
Joseph Mercier


Deseando verte amor, ¡AYER TE ESPERE!
en la misma banca, testigo de nuestras citas,
en el mismo parque donde te encontré
lugar mismo de nuestras cuitas.
Las horas pasaron lentamente y no llegaste
¿como saber que no hay problemas, por resolver?
AYER TE ESPERE amor mío y me dejaste
esperándote ansioso por volverte a ver.
Alejandro O. de León Soto


ayer por la tarde te esperé!
pasarón amantes a mi lado!
paso el viento dejandome besos!
paso la vendedora de rosas!
paso la tarde y tú no llegaste!
ayer te esperé y fue inútil!
tú nunca llegaste!


Te esperé con mis ojos llenos de llanto,
De insomnio por querer soñarte una vez más,
Te esperé con tu ausencia y mi quebranto,
Ese mismo que implora volver atrás.
Te esperé donde mismo, a la misma hora,
Con mis brazos dispuestos y mi boca sedienta,
Si te espero y ruego, mi existencia se evapora,
Si me voy y sigo, el corazón se me revienta.
Déjame esperarte con esta dichosa alegría,
Para verte reír y darte lo que ya no tengas,
Déjame esperarte como lo hice cada día,
Para sentirte a mi lado, aunque ya no vengas.
Rafael Carías.


Ayer te esperé como todos los dias
pero triste me quedé porque tu no llegaste
y mi corazón nuevamente se llenó de melancolía
y nuevamente lloré porque me imagine que de mi te olvidaste
yo, ya no se que hacer para que vengas a mi vida
me embarga la tristeza cuando siento que no me amaste
solo te pido que con sinceridad tu me digas
si es que ya no me amas, si has pensado en marcharte.


Ayer te esperé,
no llegaste de ningún lado,
te seguí esperando
y sigues sin llegar,
mi alma desespera por tu ausencia,
mi corazón clama tu presencia,
como hago para vivir sin vos,
si eres el eterno amor de mi vida,
Ayer te esperé,
y aquí seguiré,
no puedo hacer otra cosa
mas que esperarte,
para poder vivir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.