egarzazul

Esperanza

Como un claroscuro

de ilusiones;

comenzó a dibujarse

en el cielo gris,

la clara y anhelada

brillante esperanza.

 

Los tenues y pardos

colores deslucidos,

se empezaron a mezclar

en la inmensidad,

y allá, en el fondo

del taciturno éter,

un tímido azul sereno

estrelló la oscuridad,

sin que pudiera evitarse.

 

Los áureos filamentos

del astro luminoso,

se fugaron sin control

y tocaron el horizonte,

ahí donde reinaba

la sombría melancolía,

esa que lentamente

se fue diluyendo,

y que se evaporó

con la presencia del sol.

 

 

e.g.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Geniamente bel,lo y hermoso amigo Egarzazul
    Gratificante lectura tu preciado poema
    Saludos y amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.