egarzazul

Disimulo

Primero, fue una caricia invisible

la que llegó tímidamente hasta mí,

llena de ternura, se acercó flotando,

se asomaba y se escondía en el aire,

y al revolotear, exponía sus sentimientos.

 

De pronto, una ráfaga de roces mágicos

iba y venía por toda mi geografía,

al seguir la estela de huellas marcadas,

rápidamente bajaste la melífera mirada,

pero el rastro indeleble de esos luceros,

no pudo negarme tu gran disimulo.

 

 

e.g.

Comentarios2

  • Intensa

    Bello tus versos!!!
    Saludos

    • egarzazul

      Gracias por leerme...

    • egarzazul

      que bueno que te gustó, muchas gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.