Olivera Dayana

El hombre de estos versos

Siempre abrace la soledad

Como un refugio a mi dolor

Siempre me supe escapar

De las palabras de amor

Lo trivial es mi bandera

La firmeza es mi razón

Ya  me falta la inocencia

La visión se  me perdió

Estar sola es mi amparo

Para vencer  ese  misterio

Que me ha quedado grabado

Como una bala en el pecho

Me enamore de un forastero

Que roba todas mis penas

Me despoja el pensamiento

Derrite toda mi fuerza

 

 

Su calidez oprime mi alma

En cada roce sin sentido

Mi corazón arde en llamas

Con cada encuentro furtivo

No quiero volver a llorar

No quiero sentir estas ganas

Ya no me puedo fugar

Sigo fiel a su mirada

El adivina mis frases

Conoce todo de mí

Sabe como impresionarme

Y como hacerme reír

Camina siempre a mi lado

Su eterna dulce expresión

De aquel niño ilusionado

Que en el tiempo no murió

 

 

No le tiene miedo a nada

La aventura es su obsesión

Nunca lo he dicho en voz alta

Pero admiro su valor

Amo su fe en lo imposible

Porque me hace dudar

Lo amo cuando sonríe

Porque dejo de pensar

El es siempre mi remedio

Para olvidar el ayer

La ternura de su aliento

Es la voz de mí querer

El sabe como callarme

Si estoy hablando de más

Sabe que para besarme

No tiene que preguntar

 

 

Si él es miel soy solo sal

Si soy desierto él es agua

El busca la libertad

Y yo vivir esposada

Amo que sea diferente

A lo que yo pueda ser

Porque dice lo que siente

Porque me ensena a perder

No puede dejarme en paz

El enfurece mis versos

Pero no dejo de amar

Sus atrevidos deseos

Percibe toda la evidencia

Que yo intento disfrazar

Sabe aún sigo presa

Y no me puedo entregar

 

 

En cambio el nunca se rinde

Nunca deja de avanzar

Me hace creer que es posible

Que un día puedo cambiar

El quisiera desnudarme

Acariciar mis por que

Yo quiero poder confesarle

Que es el hombre que soné

Ya nunca más estoy  sola

Siempre camino en sus pasos

Aun me duelen muchas cosas

Pero me curan sus brazos

El amor juega sus cartas

Cuando todo está perdido

Hoy ha puesto en mi mirada

Algo que nunca he sentido

 

 

Sé que lo amo sin mesura

Mi carencia se escondió

Yo bebí de su locura

Y hoy todo sabe mejor

El es el hombre que quiero

Porque no hay otro igual

Porque sabe ser sincero

Aunque duela la verdad

Ya no existe tempestad

Que me pueda destruir

Porque yo puedo luchar

Si el está junto a mi

Ese hombre tenaz y sereno

Más allá del bien y el mal

Es el hombre de estos versos

El que siempre voy amar

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • mariarl

    sin palabras enamorada
    del poema bello bello

    • Olivera Dayana

      Muchas gracias aprecio muchisimo tus comentarios me complace que disfrutes lo que escribo

      • mariarl

        De nada tu poema
        merece eso y mas
        un fuerte abrazo

      • InesWonderHale

        Me parece un poema encantador!
        Disfrute mucho mientras lo leía.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.