Soledad Impaciente

El marcado final de algo que apenas comenzaba

Apenas comenzaba algo nuevo, algo diferente

Cuando menos lo espere senti la traicion de mi mente, ya no era lo que yo queria o lo que necesitaba.. fue un mes de desveladas, buenos momentos con los amigos, de salir de una etapa para entrar a otra, pero no pude, no fui capaz de soportarlo y me aleje, dije hasta aqui cual cobarde soy para los nuevos comienzos dije ya no mas, y dije adios, como nunca antes me habia atrevido a despedirme de nada mas, fue solo un mes, pero se me hizo una eternidad. Pero esto me sirvio para darme cuenta que puedo ser adicta a algo, al café, que puedo ser fumadora pasiva sin llegar a caer en fumar yo delante de los demas, que puedo decir adios aun sin saber si sea lo mejor.. Una adiccion al café y una cajetilla de cigarrillos que no pienso utilizar, con eso me quedo. Me quedo con el lo intente pero soy cobarde para seguir adelante, me quedo con lo que defraudé con mi estupidez, con mi debilidad, me quedo con todo lo que no pudo ser y yo no permiti que continuara, me quedo conmigo sin saber que debo hacer o con que debo continuar, me quedo con esta depresion que nunca debio ser producto de un gran final, me quedo sin afrontar las dudas que brotaron cuando todavia tenia oportunidad de remediar algo, me quedo con el café con las fotos, con los recuerdos, me quedo con este marcado final de algo que apenzas comenzaba y que no pudo ser por mi miedo a fracasar o a ser algo que no quiero ser, o tal vez si, pero ya me alejé.

Al menos me quedo con algo, pude quedarme con todo, pero marqué el final, fui yo misma quien lo hizo y nadie lo puede remediar.

Comentarios2

  • PETALOS DE NOCHE

    Es interesante tu cuento cíclico, es un ciclo, un circulo vicioso que no termina hasta que la hablante decide terminarlo, pero se da cuenta que ella es el botón para parar o seguir con este castigo que de alguna manera terminará en la muerte y no acabará así, seguirá y seguirá aunque sea ilógico...

    quizás fui un poco extremista al evidenciar la muerte, hahaha,

    ahora bien es algo llamado amor, traición; sucesos, un adiós que pareciera que no fue adiós y un final que ha dejado llagas; heridas que aún no cicatrizan, y sobre todo dejas todo y no luchas, no sigues con la esperanza (Le hablo al hablante lírico), pero, dejas la esperanza, no luchas! y sigues tu camino siguiendo sin saber que hacer, como deambulando por lugares inhóspitos, y así se siente cuando se pierde algo que es tan profundo y aún no ha comenzado para nada, es triste; doliente, pero lo es más para la persona que no lucha por cambiar el destino o la decisión ya dicha...

    De alguna manera tu prosa reflexiva es buena, me gusto...
    Tiene esa fuerza y esa fluidez de expresar algo más allá, algo de la protagonista y algo conjuntamente con el hablante lírico, es algo especial...

    ...

  • miriam quintana

    buen trabajo una prosa para tomar reflexion
    me encanto leerte
    resibe mi abrazo calido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.