Nano_Veliz

Harapos y Cartones

Cuento en Poesía

 

En una noche fría y lluviosa, debajo de una cornisa…

Dormía entre harapos y cartones un niño

Su cuerpo frágil y casi desnudo temblaba, 

La noche y el frío no daban tregua a ese helado cuerpecito.

 

Los harapos eran sus ropas y los cartones su abrigo, el niño dormía cansado de recorrer las calles con sus piecitos descalzo y adoloridos por el frío.

 

Pese al frío de la noche el niño en su sueño reía y con voz entre cortada conversaba con su ángel amigo…él dejó de temblar y su cuerpo se sentía calientito, sus harapos se secaban y la lluvia cesaba.

 

El niño al amanecer, nada recordaba y en su mano apretaba la imagen del santo que lo protegía... a su alrededor encontró zapatos y ropa nueva.

 

El niño dejó sus harapos y se puso su ropa encontrada al  lado de su cuerpecito…corrió a contarles a sus amigos del sueño que tuvo con su ángel amigo, a quién le había pedido ropa nueva y que le quitara el frío.

 

El ángel sentado en una nube y cerca del cielo, observaba la felicidad de ese niño… que contaba su sueño a sus amigos.

 

Autor: Hernán R. Cornejo Véliz

Comentarios7

  • Jose de amercal

    muy bueno tu poema gracias por compartir tan bellos poemas y que dios te bendiga, si puedes visita los mios gracias
    jose

  • PoemasDeLaSu

    Cuanta belleza hay en tu poema amigo. Sí,es triste la niñez en la calle. Terrible. Una vez le pregunté a uno de los niños que dormía en una estación de tren por qué vivía en la calle, me contéstó, "Porque estoy mejor que en mi casa",
    Besos
    Su

  • ohayoo

    En mi modesta opinión si lo escribes como cuento o prosa poética, quedaría muy bueno.

  • Ra_Tito

    PRECIOSO asi de sencillo, precioso amigo
    Abrazos

  • Jordi *

    Que bella expresión de cariño y sentimiento en tu poema, ojala se pudiera hacer mas por todos esos niños, que triste es verlo.

  • Libra *M*

    Me ha impresionado!!! un buen tema.

    Petonets,

    Libra *M*

  • Edmée Cobo Giancáspero

    Que hermoso poema has escrito con un tema tan sensible, como los niños de la calle, que terrible injusticia para todos los que no tienen techo, un problema que esta lejos de resolverse.
    Ójala hubieran muchos angeles para ayudar..............

    Un abrazo y un beso



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.