Guillermo Sánchez

Mar.

Aunque tenga arrugas,
el mar nunca deja
de ser bello.

Tan bello es,
que hubieron quienes en él
quedaron naufragos...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.