maestrairma

OTOÑO EN EL MAR

He buscado  en mis  tinieblas, te llamo en el silencio

hablo y no respondes; ¿qué hago para que me oigas?                                                                     

me vuelvo viento y no te toco; lluvia y no te mojo                                                                   

cruje en ti mi alma muerta, oh noche larga, soledad abierta                                                       

como sueño roto te alejas, no miras hacia atrás;                                                              

abandonada como cañaveral después de la zafra                                                                      

quedó la tierra que sembraste y desierto se convirtió.

 

Una cruz de hierro como luto en el centro del cuerpo                                                                

una cruz de fuego sobre la frente, un beso que quedó sin darse                                                    

el llanto de mi padre que aún me duele en el pecho ;                                                        

Lámpara de aceite que iluminas el camino aunque yo no quiera                                                   

voy gritando  que te vuelvas, te suplico  que me mires                                                              

soy la Tierra, tú Semilla; eres Mar yo soy la ola que se eleva                                                     

pero nunca toca  el cielo

 

¿No ves la luna cuánto llora sobre el río de aguas bravas?                                                       

calma el mar de olas mansas que con su golpe las piedras                                                 

quebrantan y se rompen contra murallas minerales                                                                  

dejando sin hogar a las gaviotas y ahogadas las ballenas.                                                      

Cubre de aguas limpias la playa que acostumbrada al toque                                                    

de seda de tus manos líquidas, y de acero transparente cuando  me sostienes;                                

te espera!  Quédate ahí, Vencedor, declara victoria.

 

Cae la hora del perdón, doblan  las rodillas llagadas de arrastrarse                                       

oyes las voces tremebundas, doloridas; alargas los brazos como enredadera                              

y se cuelgan de tus ramas, lágrimas que forman collares de lamentos                            

dulce algodón azul, cálido invierno  hacia donde emigraron los anhelos                             

responde a los clamores de pájaros nocturnos, que perdidos en la nada                              

siguen buscando descansar en tu regazo, desplazándose en espirales                                   

de luces multicolores cegadas por el brillo de tus ojos.

 

Escucha que te llamo; gritando entre la brisa, hundiéndome en la tierra,                                   

que contestes mi ser extraña, ahogado lamento taciturno                                                      

más allá de ti alumbran las estrellas fugaces y se rompen                                                 

como secas hojarascas anunciando que el otoño esta por morir                                            

que la tierra crece, la nieve arde, la espesura del monte no te cubre                                         

y entre el mar, el cielo y la tierra existen Tú y la sombra del día en tus espaldas.   

Mientras tanto, soy gota de rocío, humo, viento, polvo que se fuga hacia lo eterno

 

Comentarios3

  • maestrairma

    PERDÓN, SE DESACOMODÓ Y NO LOGRÉ CONSERVAR LA FORMA

  • Poemas de Pepita Fernández

    UNA BELLEZA , AMIGA POETISA !!!!!
    UN ABRAZO

  • lyi roseblue

    Oh que poemazo!!!!
    y que bonito final:

    entre el mar, el cielo y la tierra existen Tú y la sombra del día en tus espaldas.

    Mientras tanto, soy gota de rocío, humo, viento, polvo que se fuga hacia lo eterno

    me lo llevare .
    un abrazo cálido [: )



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.