aalvarado

Dormías y yo….

Sentado en tu cama, contemplo tu respiración,

De risos y suspiros, de aliento cálido, semblante sereno.

Tus sábanas no alcanzan a cubrirte, - y un halo de luz

Ilumina tu esbelto cuerpo, quemado por el sol, disconforme con la vida.

 

Medito y te pienso, oculto en la noche, despierto en tu lecho,

Cuál ráfaga de viento, que alborota de pelo, que recoge tus brazos,

me ha dado una idea, quizás un forma, tan solo una fuerza:

De irrumpir en tu piel, de morder tus entrañas, de saciar mi sed.

 

Mas quedo perplejo, tu afán, tu silencio, tu deseo en el dormir,

Alejan mi impulso, enfrían mi deseo….me devuelven  mi juicio, 

Entonces pienso:

Ahí estás, como hace unos años, como hace una vida, bella, simple e inofensiva,

Llena de amor, llena de ti… de tus sinceros cariños, de tu gracia angelical..

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Entonces pienso:
    Ahí estás, como hace unos años, como hace una vida, bella, simple e inofensiva,
    Llena de amor, llena de ti… de tus sinceros cariños, de tu gracia angelical..

    Gen ial poema de amor amigo Alvarado.
    Tiene garra muy bella prosa literaria
    Saludos de amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.