Hugo Emilio Ocanto

Guión teatral: La vecina de enfrente ( Parte uno)

( Paolo corre la cortina,

y mira enfrente detrás de la ventana.

Deja de hacerlo. Vuelve a la

ventana. Mira nuevamente.

Se sienta, pensativo.

Suena el timbre)

--Buenas tardes, mi vecina. Adelante por favor.

--Usted con esta mi visita

me está poniendo en un

tremendo compromiso.

--Y usted con su visita

está honrando mi casa.

Tome asiento por favor,

señora. Póngase cómoda.

--Usted me ha incomodado,

y demasiado.

--Le pido mis disculpas.

Soy consciente de lo

que me está diciendo.

--Entonces a qué se debe

su insistencia.

--Se debe a que parte de lo que

que le he dicho, quiero

decírselo personalmente.

--Para mí y mi esposo

usted siempre ha sido considerado

por nosotros, un caballero.

--Pienso que mi actitud,

no me transforme en lo contrario,

señora.

--Es que justamente es lo que

quiero decirle. Usted no se está

comportando como tal.

--Señora, usted sabe de mi vida

tanto como yo sé de la suya.

-- Usted sabrá de mi vida,

pero no yo de la  suya.

Al menos no tanto.

¿Y qué es lo que lo ha

llevado a hacer lo que

ha estado haciendo?

Molestándome con sus reiterados

llamados, como si yo fuese

una mujer de la calle.

--Se equivoca, señora. Siempre

que la he llamado la he

tratado como lo que es,

como a una dama.

--Lo soy. Pero también soy

toda una señora.

--Señora...¿me permite llamarla

por su nombre?

--Natalia, lo prefiero.

--Natalia, efectivamente usted

es toda una dama señora.

Me consta. Tiene el don

de la amabilidad, de su belleza,

su inteligencia, de su atracción...

--¿Atracción? Usted debe estar loco.

--Tal vez lo esté Natalia.

Pero si mi actitud hacia usted

es como para tratarme de loco,

estoy loco, si.

--Pero a mí usted no debe incluírme

en su locura. 

¿Cree que lo que usted está haciendo

es un don de caballero?

Está muy equivocado.

--Natalia, sabe usted que desde

que falleció mi esposa,

nunca se ha enterado usted de

que yo haya tenido otra mujer

en mi vida de viudo.

-¿Y pretende compartir su viudez

conmigo? ¿Con su vecina de enfrente?

Cuán equivocado está.

--No quiero que tome mal mi actitud,

Natalia. Usted ya sabe lo que yo

siento... ya se lo he dicho.

--Y supone que yo por

sentirse solo debo complacer

su pedido. Quiere transformarme

en su amante.

Si... indudablemente usted debe

estar loco.Dice saber de mí,

pero cuán poco sabe. Soy

una mujer honesta y fiel

a mi marido y nunca le faltaría

el respeto siéndole infiel.

He aceptado su invitación,

a riesgo de mi persona

y de mi felicidad conyugal.

He aceptado estar aquí,

frente a mi hogar,

para decirle personalmente

lo que pienso de usted.

--Natalia, usted está aquí

porque yo le supliqué viniese.

Tengo la imperiosa necesidad

de decirle cara a cara

lo que siento por usted.

--Ya me lo ha dicho telefónicamente.

--Quiero reiterárselo.

--Usted no tiene escrúpulos señor...

--Paolo, Natalia.

--¡Señor Paolo! Vine a decirle que es usted

un insolente, un poco caballero, un mal vecino...

¡Un depravado mental!...

--Natalia, dígame todo lo que usted

quiera. Califíqueme con las más horribles palabras...

Yo solo quiero decirle, que después que falleció

mi esposa, puse mis ojos en

usted... porque usted me hace recordar

a ella. Por su belleza, por su distinción,

por su delicadeza...

--¡Basta, por favor! Reconozca su error.

Usted se ha equivocado de mujer.

Búsquese una mujer libre.

Soy una mujer casada,

y si mi marido nada sabe

de esto es porque

yo no he querido que se

convirtiese en un asesino.

Porque si él llegase a enterarse

de esto, le aseguro

que lo mataría...

¡Se lo aseguro!...

--Natalia, tengo que disculparme, y

lo estoy haciendo...

Es tanto mi enamoramiento

hacia usted...

--¡Enamoramiento! Usted no está

enamorado de mi. ¡Solo me desea!

¡Salga y búsquese una prostituta

si quiere tener una relación!

¡Conmigo se equivoca!

¡Soy fiel a mi marido,

y nunca dejaré de serlo!...

¡Reconozca que se ha equivocado de mujer!

Solo he venido hasta su casa,

porque mi marido no llegará

hasta mañana. Mis dos hijos

fueron por unos días a la casa

de mis padres. Estoy sola. Sin ninguno

de ellos en casa. Por eso he aceptado

estar aquí. Pero ha sido para poner las cosas

en claro, y decirle que me deje en paz.

La próxima vez que me moleste,

le contaré todo a mi marido

y tenga la plena seguridad

de que él pondrá fin a su vida.

--Natalia, debo reconocer mi error.

Lo reconozco. Solo que quería decirle

que la amo con locura...

--¡Basta, por favor!...

--Sí, ya termino, Natalia...

ya termino...perdóneme...

pero tengo que decírselo...

nada pasará, lo sé...

pero tengo que decirle que necesito

tanto de usted...Sé que este es un amor prohibido...

que lo mío es una locura... pero quiero

que sepa que esto no es solo tener

una relación... esto que yo siento

por usted es amor...una locura de amor

que no puedo sacármela de mi corazón...

me siento tan solo...Tiene usted razón,

tendría que salir y buscar una mujer

de la calle. Pero no sentiría por

ella lo que siento por usted...

--¡Basta!

--¡Un amor tan profundo!...

--¡Paolo! ¿Quiere usted que mi marido lo mate?

(Paolo la mira. Él lentamente

cae sobre la alfombra, y deja caer su llanto)

--Natalia, oh, señora Natalia...

si usted supiese cuánto la amo...

¡Solo Dios y yo lo sabemos!...

Le pido perdón...por pretender un imposible...

solo quería decírselo...sabiendo de antemano lo

que usted me respondería aquí, personalmente...

Solo quería decírselo... No, su marido

no se convertirá en un asesino... por

la locura de mi amor...

Quédese tranquila... él nada de esto se enterará...

Vaya... váyase tranquila, señora Natalia...

(Paolo continúa llorando. Se pone de pie)

--Váyase a su casa Natalia. Le he dicho

lo que quería decirle...personalmente...

Sabía de la respuesta que me iba a dar...

lo dicho, dicho está. Libérese de mi presencia...

Allí está la puerta. Puede retirarse.

Siga siendo feliz con su marido y sus hijos...

Mis hijos están en el exterior,

y mi esposa, está muerta...

Yéndose usted, me quedaré nuevamente solo...

Gracias por haber compartido

este momento conmigo,

me ha hecho muy feliz...

vaya Natalia, vaya...

(Natalia lo mira, indiferente.

gira y se va. Cruza la calle.

Llega a su casa. Se sienta,

pensativa.Pasan un par de minutos.

De la casa de enfrente, escucha dos disparos...

de revólver)                continúa

Todos los derechos reservados del autor (Hugo Emilio Ocanto-25/08/2012)

   

 

 

 

Comentarios9

  • Yasser Berney Flórez Caraballo

    Nuevamente estoy entre los primeros espectadores, mi querido amigo; bueno como todos, pero solo una pregunta, quiero hacerte, debidoa los dos disparos. ¿Hay una segunda parte?.

    Saludos, amigo poeta: Hugo.

    • Hugo Emilio Ocanto

      Hola Yasser. Si vós has interpretado mi tema como que Paolo se suicidó, no Si no lo entendiste así decímelo y le doy una continuidad.

      • Yasser Berney Flórez Caraballo

        Dejas entreabierto, pienso, para mí con la sonada de los dos disparos, mi querido amigo. He interpretado de que se suicida.

        Te quiero, amigo mío; eres un verdadero amigo.

      • Hay 2 comentarios más

      • Amediana

        Bueno como siempre.
        Saludos.

        • Hugo Emilio Ocanto

          Muy amable Amediana. Saludos: Hugo

          • Amediana

            Un placer comentarte.

          • El Hombre de la Rosa

            Me vuelvo a sentar en mi platea del teatro para ver la maravillosa función que nos presentas hoy amigo Hugfo Emilio Ocanto.
            Un gran placer leerte
            Saludos y amistad teatral y poetica

            • Hugo Emilio Ocanto

              Gracias GRAN POETA. Me satisface tu presencia. Mis saludos, de éste, un admirados de tus genialidades literarias: Hugo

            • Poemas de Pepita Fernández

              Qué desesperación de ese hombre se enloqueció por ese amor imposible
              PRECIOSA ESCENA EN EL DIÁLOGO
              UN FINAL TERRIBLE
              UN BESO MI QUERIDO AMIGO-PERSONAJE

              • Hugo Emilio Ocanto

                La locura de un amor imposible, puede llevar a una decisión como la de este personaje. Es lo que piensa tu amigo Hugo, Pepita. Y ahí nomás le mandé un par de tiros. Un beso grande mi linda cordobesita: Hugo

                • Poemas de Pepita Fernández

                  jajaaj me encanta cómo nos haces vivir ese personaje, menos mal que soy tu vecina de provincia y no de enfrente , digamos hablando de guiones jajaj un beso

                • Leonardo Eliecer Rodriguez Chacin

                  De nuevo felicitaciones, introducccion, drama y desenlace, aparte del misterio de lo que sucederia al final, uno interpretqa muchas cosas , la mujer se sentia ataca desde que era observada, y asediada, al ir al encuentro se descarga, nunca dejo de hablar y Paolo por supuesto no pudo decirle cuanto la amaba, por lo que resolvio despacharse en vista de que no era valorado por la mujer....su obsecion lo llevo supuestamente a liquidarse..... pero si Paolo amaba la vida, porque hacerlo, seria distinto si hubiera correspondencia y no la hubo... asi que el desenlace quedo perfecto, pienso que deberia haber una segunda parte.... Paolo no se suicido.... simplemente mato a filomena una rata que siempre molestaba en la cocina y esta vez la cazo... al menos asi se libera un poco de la presion, aunque pensara destruir su vida acabò con una alimaña... en tanto la vecina de enfrente se agita sientiendo culpabilidad ,corre desesperada a tratar de ver que le paso a su vecino, porque entre cosas en el fondo ella lo queria , sino porque contestaba el telefono, porque aprovecho estar sola para verlo... hay una segunda parte mi amigo... y debes escribirla porque a o mejor el esposo de natalia, tiene una amante, considerando que los hijos ya son mayores , y de que ella es toda una dama... escribela y si juntais todos esos dialogos tendrias una novela de amor. es mi opinion.
                  Leon_Roch

                  • Hugo Emilio Ocanto

                    Querido poeta Leonardo. A todos nos gusta las buenas opiniones, y nos halagan No soy una excepción. Me conforma y alienta tu comentario. Gracias.¿Sabés poeta? Todo lo que me decís, me alegra enormemente. La emoción que se siente cuando un colega le dice al otro,como en este caso vós me decís a mí, una sugerencia,
                    a mí me place muchísimo. Porque veo en esto una real lealtad hacia mi persona. Es una inducción, una opinión, una sugerencia la tuya,
                    que la voy a tener muy en cuenta. Me gustan los colegas valientes,
                    los que a otros le dicen lo que vós me estás sugiriendo. Una sugerencia que de buen grado la acepto. Y con mi segunda parte,
                    la haré en homenaje a vós. Porque con ella me ayudás a crecer.
                    Soy un pobrecito poeta que escribo lo que siento, a veces no tan acertadamente, otras creo que bien.Escribiré esa segunda parte amigo.Por amor al tema. Por amor a las letras. Porque dejo en ellas todo lo que realmente un intérprete debe dejar en el escenario. No las represento en él. Pero mis personajes, con el corazón puesto en ellos, los represento para ustedes, mis amad@s poetas del alma.Lo haré amigo, después de las doce de la noche Gracias por tu opinión y sugerencia : HUgo

                  • Angst

                    Vaya final tan inesperado! Qué soledad la que sentía Paolo, realmente muy bueno el guión. Por un instante me imaginé absolutamente todo lo que sucedía, la alfombra, él en su llanto, la indiferencia de la vecina, en cierta manera, una locura completa. El final, muy fuerte, creo que uno se puede suponer qué fue lo que sucedió. Subes unas historias muy atrayentes a la página querido amigo, un placer visitarte en tus historias. Recibe mi abrazo y saludo.

                    • Hugo Emilio Ocanto

                      uN FINAL QUE LO TENÍA PREVISTO COMO LO HICE aNGST. pERO LE DARÉ CONTINUIDAD AL TEMA HOY GRACIAS POR TU COMENTARIO ES MARAVILLOSO. MAÑANA TE ESPERO EN LA SEGUNDA PARTE ESPERO SEA DE TU AGRADO RECIBE MI AGRADECIMIENTO, UN ABRAZO Y MI SALUDO, POETA DE NOBLES SENTIMIENTOS. Hugo.

                    • giovanna51

                      Que buenos guiones amigo hugo,...no puedo pensar como estás sin trabajo,....escribiendo tan bien,...y actuando como actúas,...pues has actuado a la perfección,....tu protagónico es perfecto,....ya estoy esperando el gran desenlace,....tengo alguna idea de como puede continuar,....pero sigamos con la función amigo,...un cálido abrazo y buen domingo..

                      • Hugo Emilio Ocanto

                        Espero qque la continuación y final te agrade Giovanna. Trataré de dar todo lo que pueda. Los personajes los llevo en el alma Gracias: Hugo

                      • Alejandro O. de Leon Soto

                        Mi querido hermano......que buen monologo dejas a la mitad el dia de hoy......buenisisimo.....ya no es raro en ti esas exceltitudes en literatura teatral......bello monologo......UN ABRAZO FRATERNAL

                        • Hugo Emilio Ocanto

                          Vós siempre con tus bellas palabras de aliento Alejandro. Gracias. Un abrazo, poeta<.

                        • Nilo Arturo

                          Genial, te felicito,

                          • Hugo Emilio Ocanto

                            Gracias Nilo. Te espero en las dos siguientes Un abrazo: Hugo



                          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.