MARTA LUISA

El perro fortaleza


y era el perro mas delgado que hubiere mis ojos mirado,
pues sentado el pobre en sus huesos ,sus costilla que se asomaban , atravesó de su casi trasparente piel dándole una exacta visualidad para los que las quisieran contar y su dueño descarado, un completo desvergonzado aturdidos por los ladrido de constante reclamo.
le grito de mal manera a tal perro débil y mal cuidado,empujando el cigarro en su boca a un costado ¡calla a boca fortaleza!. que de fortaleza solo tenia el nombre


Óigame usted ya que no es sordo
Era un perro tan flaco tan flaco
Que no tenía ni dedo gordo.
Pero tan flaco era este esperpento
Que de sacar la lengua se cuidaba
Para no irse de cara al pavimento.
Pero ya venía triste al fin y al cabo
Puesto que había perdido su collar.
Subió una cuesta y se le salió por el rabo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.