mario horacio

Legado



 

De mis extremidades, de todas, abusé.

 Especialmente mucho  de mi torpe cabeza.

Por todos mis huecos mis sobras expulsé.

Las peores se fueron por mi lengua malveza.

 

Las muertes necesarias muy solo soporté

Y ahora que la  mía me busca con fiereza,

 Ni ganas de durar, ni dolor, sentiré.

El drama del ayer renueva mi certeza.

 

Como nuestros cadáveres, recubiertos de abismos,

 Que tendidos al sol, con las tripas al cielo,

Alimentan la larva de la futura historia,

 

Así de estas cenizas, desde nosotros mismos,

Renacerán mañana los que guardamos duelo,

Aquellos que rediman la pesada memoria.

 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    De mis extremidades, de todas, abusé.
    Especialmente mucho de mi torpe cabeza.
    De todos agujeros mis sobras excreté.
    Las peores fueron de boca a la maleza.


    La muerte es nuestro fatal destino amigo Mario.
    Triste poema.
    Saludos

    • mario horacio

      gracias por leer y por el comentario.
      Saludos

    • Yasser Berney Flórez Caraballo

      Una poesía exquisita. Un soneto magistral cuya fin es hablar siempre de la enemifa acerríma de la vida, la muerte. También me he sentido vivo, muerto.

      Ha sido un placer haberte leído.

      Saludos.

      • mario horacio

        Gracias ,amigo, por la generosidad de leer y comentar este pobre escrito.
        Saludos

      • luna hermoza

        AMIGO HERMOSO POEMA NOS AS REGALADO
        DONDE DEJAS UNA REFLEXION
        UN BESO
        MARIA TERESA



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.