yael

mi sol

 

 

una sonrisa,

una caricia,

un hermoso sol;

se desprendió del cielo

 para dejar de iluminar

 al mundo

 y enseñarle su luz a un inmortal,

que mucho luchaba

por salir de la penumbra.

 

 

temblor en sus manos había

pero el le entrego

lo mas bello de su luz

para calmar su dolor.

 

lluvia encima,

horas divagantes

pero ese momento

fue el inicio

de un nuevo día

en el que el sol y la luna se unieron.

 

Comentarios1

  • Blancalina

    Muy bonito tu poema,
    me encanto mucho.
    te felicito.

    saludossss



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.