Camilo Gaitán Avila

Abrevadero de palabras

I (tierra seca)

Dime cuando me veas, silencio demandado,

Tierra seca, aborto de tinta y palabra herida soy,

Como soledad de parque y muebles desabitados,

Soledad de puertas abiertas y cerrojos encadenados,

Te quieros que bandean por aceras sentimientos,

Y que como el sueño, se arrastra con los vientos,

Soledad de tierra seca y tinta abortada.  

 

II (cicatrices)

Y son las cicatrices, caminos que cruzan

Las espaldas de los indigentes dedos,

Acariciando, la lascivia, que abreva en la llaga,

Son las cicatrices redobles de dulzuras,

Tierra seca y tinta abortada.

 

III (besos)

Si no hay palabra me la invento, y por gula

De mi sentimiento, aborto la necesidad del inverso,

Métrica insufrible, y ronca rima, rima con palabra repetida,

Nutrida por el fosfato de los huesos, corroer de comisuras,

De la palabra beso,

La cal que se acumula entre las rajaduras del alma,

Que sueña ennegrecida,

Acariciar las cuerdas,

Que asfixien de melodía,

En voz ronca así decirlo,

Que sueño contigo,

Y aunque decirlo al pedirlo,

Con desidia acreciente el delirio,

Tu boquita revolotea, con relente de dudas

Que bañan naufragando arriba y abajo plegando labios.

 

Dime cuando me veas, silencio.

Nada, vacío hipnotizante,

Sueño que no es sueño,

Si no que apenas aspira,

De los abrevaderos,

Obtener, los restos del fracaso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.