Robinson_Javier

María...

Madre que al dolor le puso nombre,

 

Madre que llamo amor al desgarre de su corazón,

 

La pequeña, la mujer pequeña de la mirada noble,

 

Que fue sublime ante el mundo y su razón…

 

 

 

Grandiosa doncella de los cielos,

 

Tienes al espíritu de Dios entre tu velo,

 

Eres luz del camino oscuro,

 

Consoladoras de las madres sin refugio.

 

 

 

Hermosa María, inmensa es tu celeste presencia,  

 

En tu alma, se encuentra la fe en su esencia,

 

María, humilde bendición,

 

María, Grandiosa decisión.

 

 

Comentarios2

  • Eco del alma

    BUENAS LETRAS Y GRAN FE QUERIDO AMIGO, GRACIAS POR COMPARTIR, QUE DIOS TE BENDIGA, UN GRAN ABRAZO ECO DEL ALMA

  • jorgeluisotero

    Hermoso y significante poema, muy intenso y su contenido especial. me gusto pasar. lo guardo y te dejo mis saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.