magginela

Mil noventa y seis

No hay días más felices

Que esos en que respiras profundamente,

Suspiras, luego el silencio

Un calor cosquillea suavemente tu piel

Es agradable

 

No hay días más felices

Que esos en que tu corazón está completo

Porque ha encontrado su pieza faltante

Su pedazo perdido

Escondido en otro corazón

 

No hay días más felices

Que aquellos en que descubres nuevos mundos

Mundos donde las lágrimas son de alegría

Las palabras nacen del alma

La mente se pierde, deambula

Y la paz es parte natural de la vida

 

No hay días más felices

Que esos donde me paso la vida contigo

Lloramos, reímos, nos miramos

Tú me amas, yo te adoro

En silencio

 

No hay días más felices

Que aquellos en que el tiempo vuela

La tarde cae y el sol se esconde

Mientras tú y yo, en secreto

Le damos la luz a la luna

 

No hay días más felices

Que esos mil noventa y seis días

Que mientras los árboles envejecen

Nosotros volvemos a nacer



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.