Idelfonso Buitrago Arango

POEMA DEL ULTIMO ADIOS

No dejes, amor,

Que en el reloj de la espera

Comience hacerse tarde.

No permitas, mujer,

Que tú presencia

-         Aroma eternizado

En el especio de un suspiro -,

Empiece a tomar la edad

De los fantasmas!

 

Comentarios1

  • PoemasDeLaSu

    Muy buen "consejo", muy po├ętico y bello
    Me encant├│ Juli.
    BEsos
    Su



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.