Sammantha

La escala en que te miro



Es como si el amor nos dejara completamente desnudos.

Como si nos quitara la piel, la sangre y nos dejara quebradizos y desnudos.

Estamos tan presentes y tan cansados y tan fervientes, y tan desnudos.

Te desnudas tú, para que me desnude contigo y me pegue a tu cuerpo sin ropa,

y te vea como al sol de cerca, o como a la luna de lejos.

 

Me desnudo y te abrazo y espero tus besos.

Nos encontramos como perdidos, pero sabemos que en realidad nos buscamos.

Nos hablamos, y nos decimos cualquier cosa que nos llene de piedras el alma, nos miramos y yo te digo que ojalá adivinases que te miro con un "te quiero". Pero quizá tú no sepas nada de esto.

Tu te me quedas mirando por un largo tiempo y me dices cualquier cosa.

Yo te miro después de esa voz tuya, que me dijo cualquier cosa y te me quedo mirando.

 

No hay que hacer menos estas palabras, ni cualquier palabra que digas. No hay que hacer menos este sentimiento que cada vez será mas de lo que queremos que sea.

No hay que hacer menos besos, ni mas caricias.

Hay de mi vida con todo esto que ya está desnudo.

Yo te quiero como vengas a mi encuentro, yo te quiero como si no existieras y pudiera inventarte.

 

Quiero darte arte, y sorpresas, quiero darte palabras y mi voz entera.

Quiero llenarte y a la vez vaciarte.

Quiero besarte y a la vez odiarte.

Quiero darte arte.

 

El amor es arte, y es rabia.

El amor es que me duele y que me cura.

El amor eres tú mirándome y besandome y acariciándome el alma que intentas tocar por toda mi carne y que no la encuentras, pero no te cansas de buscarla.

El amor es la palabra amor, que te grito cuando digo: "Hasta mañana corazón, descansa".

Amor es la mirada cuando veo que te acercas.

Amor es el viento que nos trae frío y polvo, el amor es agua.

 

El amor son mis sueños y tus sueños.

 

 

II

 

Guarda tu mirada en mi mirada,

nada queda de mis ojos después de tu destreza al mirarme,

guarda todo lo que sientas en mis manos,

que no se escape el sonido de la lluvia,

ni el sonido de tu respiración.

Aunque se empañen los espejos y ese vapor sea luego aire,

y ese aire sea de mi oxígeno y ese oxígeno de tu dióxido.

Guarda los días que me abrazas, y los abrazos que me regalas, guardarlos para mañana.

Guarda el mañana para la esperanza

y las promesas enrróllalas y échalas al mar

 

...

 

 

 

 

Comentarios2

  • Sara (Bar literario)

    muy bueno....cuando se ama toda palabra es insuficiente...asi siento tu escrito...como que intentas definir el amor que sientes en cada metáfora pero sabes que hasta los poemas se quedan cortos para lo que sientes...saludos!!!..:)

    • Sammantha

      Gracias Sara, las palabras siempre son tan solo una chispa de la explosión que son los sentimientos.
      Una sonrisota

      Hasta pronto

      Sammantha

    • Marcelo Alvaro

      woww. mas que gustarme, me encanto..
      muy hermoso poema
      Saludos !!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.