a.alan

¿Qué pasa después de la muerte?




Arrepentíos, y creed en el evangelio.

Marcos 1:15



Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones.

                                                         Hebreos 3:7-8


   

¿Qué pasa después de la muerte?


La Biblia finaliza con una solemne advertencia a todo aquel que añada o quite algo a las palabras de este libro (Apocalipsis 22:18-19). No nos es permitido alterar su sentido para satisfacer nuestros propios sentimientos o razonamientos.
Una verdad que molesta a mucha gente es lo que sucede con el alma después de la muerte. La Escritura es muy clara respecto a este asunto: el alma del creyente va a Jesús y goza de la felicidad de estar en su presencia. Espera la resurrección del cuerpo para experimentar una felicidad aún mayor y eterna (Filipenses 1:23). Contrariamente, el alma del incrédulo va lejos de Dios y experimenta el tormento (Lucas 16:19-31) mientras espera la resurrección del cuerpo, el juicio que le seguirá y la justa condenación en los tormentos eternos.
La Palabra de Dios es categórica: hoy, mientras vivimos en la tierra, es el día de salvación. El mañana no nos pertenece. “El Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados” (Mateo 9:6). Después de la muerte no hay salvación posible; el evangelio de Lucas nos lo confirma: existe un gran abismo entre el lugar donde están los creyentes y el lugar donde se hallan, lejos de Dios, los que no creyeron (Lucas 16:26).
Dios nos dice además: “Os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas” (Deuteronomio 30:19).



Ver métrica de este poema
  • Autor: a.alan (Offline Offline)
  • Publicado: 1 de agosto de 2012 a las 21:27
  • Categoría: Reflexión
  • Lecturas:

Comentarios1

  • gisell_v

    Interesante escrito...
    Se habla del libre albedrío, vida después de la vida, perdón en la tierra, la no salvación después de la muerte.

    En desacuerdo con la última. El perdón es producto del amor, y Dios es amor. Sí se alcanza llegar a disfrutar la presencia de Dios luego de la muerte, sólo que el camino es más largo porque se requiere aprender para hacerlo. No creo en el tormento eterno.
    COMO ES ABAJO ES ARRIBA...
    Bien dicen que no se puede alterar el sentido de las santas escrituras. Pero la distorsión, o no ligar todas las palabras, es alterar el sentido de ellas.


    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.