ahchoi

Sorpresa

Sorpresa

Sentí que un lazo me apretaba la garganta,

que frío como el hielo mi cuerpo se tornaba…

Entonces comprendí lo que pasaba,

La muerte que a mi pecho se acercaba…

 

Mas no era la muerte, era la vida

La que mi ser ahogaba;

Pues para seguir siendo vida y no muerte

Se aferraba de mi cuello ¡y me mataba!

Rafael

 

Comentarios2

  • gatoconbotas_58

    buen escrito, un contraste para meditar. un abrazo sincero amigo.

  • ANEUDIS PEREZ

    bello amigo hermoso te felicito chau



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.