Paranoia

Metáfora de una mirada perdida.




             Caen palomas, sujetas del aire entre sus alas;

          caen amordazando la hiedra de entre sus costillas
        encerrando el vacío de ecos; la soledad del mañana,
ahogando sonidos del vuelo; encerrados en un sonido muerto.

Caen ecos de un ayer,      el sonido estático de un futuro,

la dinámica de la caída en el presente,   dos ojos silentes
y un mar ácido de lágrimas, la migraña de un corazón
torcido; buscando pulso donde ha existido la nada… 

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.