Alebrije

Los árboles se fueron

Los árboles …se fueron 

 

Plantar todos los árboles

y escribir todos los  libros

mover con manos de viento

las hojas de  árboles y libros;

buscar los orígenes del libro

en la luz del  pensamiento,

y  las raíces de los árboles

en los deseos y entrañas

de la ardiente tierra.

 

Los árboles se caen a diario

como hojas del calendario,

como los fantasmas  se van,

desaparecen cada instante;

las montañas cada día

muestran su árida testa,

como cabeza que a diario

el pelo va perdiendo.

 

Los árboles se fueron:

con los besos del viento,

se los llevaron los pájaros

escondidos en sus nidos;

y con ellos se fueron

la brisa, el sereno  y el rocío,

las mariposas y sus colores,

las sombras y las lluvias.

 

El mundo muestra su árida

y desolada orografía;

los árboles se fueron,

se los llevaron las orquídeas,

para que los enamorados,

no escriban sus nombres,

y los días no se mezan

en el columpio de sus ramas .

 

Los árboles desaparecieron:

los comieron las termitas,

para que el filo del hacha

no les corte ni abra la carne;

para que no lo cercenen 

los  dientes de  afiladas sierras;

para que al final no sean leña,

o carbón que arda en anafre.

 

Los árboles se fueron:

en los rayos del sol

y hálitos de la  luna;

para que no los consuman,

ni  los besos de las hogueras

o el fuego de los incendios,

para que no ardan y ahuyenten

el frío por las noches de invierno;

ni las caricias sean más ardientes

 por el fuego en  la chimenea.

 

Los árboles se  fueron:

con las crecientes de los ríos,

se los tragaron los terremotos

 y los tsunamis del mundo;

para que no los ahoguen,

el asfalto, calles y caminos,

para no oírlos gritar al caer

como los truenos del cielo.

 

Los árboles se fueron:

en el trineo de Santa Claus;

para que los niños no aprendan

 a  cortarlos  para la navidad,

iluminarlos, admirarlos, disfrutarlos,

ver a su lado el nacimiento,

y sentir regresar la paz 

con la  Nochebuena;

para que la casa no tenga

el aroma del bosque ,

para que  en enero,

aún fresco y respirando,

no lo  tiren ni olviden.

 

Los árboles se fueron:

se los llevaron

el calor y el frío,

las plagas y su hambre,

el pico del pájaro carpintero;

y evitar que los  lastimen o hieran,

manos, cerrote y clavos,

y no sean  una dolorosa cruz,

ni tomen la forma de ataúd.

Comentarios7

  • Blancalina

    Bello muy bella
    reflexion, buen
    tema para pensar
    en la importancia que
    tienen los arboles
    en nuestra vida.

    saluditossss

  • Eugenio Sánchez

    Mmmmmmm me he quedado meditabundo después de leer este poema con el que le cantas al árbol que es sinónimo de vida, es puramente ecológico y has hilado estos versos con filigrana y mucho sentimiento por la naturaleza muy hermoso, muy hermoso me lo llevo a mis favoritos si tú me lo permites

    Un fuerte abrazo desde Trujillo Perú

  • ivan semilla

    MUY BELLO POEMA
    CON CARACTER ECOLOGICO
    ABRAZO
    TE FELICITO

  • PoemasDeLaSu

    No estoy capacitada para ser "crítica" de una obra literaria ni de otro género, solo sé que me llegó al centro mismo del corazón.
    Desde mi atrevimmiento
    Te felicito
    Besos
    Susana

  • Angelica

    Gracias Julían por compartir este hermoso poema con todos nosotros...

  • Alexia56

    Me atrapó el comienzo
    "Plantar todos los árboles
    y escribir todos los libros
    mover con manos de viento
    las hojas de árboles y libros;"

    lindo tema

  • jacinta ceballos

    BELLISIMO POEMA..FELICIDADES



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.