olivia zera

oh my god

yo y esa constante codicia y la malicia

una inconstante picardia y un anhelo esporadico

de encuentros fortuitos un desden al viento

que el poder no es poder más que tenerte

y la sabia imagen de tu irracional caracter

cuando una voz destruye el silencio

y el silencio no existe en el extasis puro

cuando las voces se callan en explosión candente

y la temperatura eleva los sentidos en extremo vivos

ardientes de emoción y lujuria

y un suspiro eterno en un adormecedor beso

que nos deja descansando en el olvido

en el absoluto placer del ser y el  hacer...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.