Carlos Andrés V.

Historia de nuestro amor

 

 

Todo inició como un juego,

 

Las palabras iban y venían, 

 

El viento soplaba y se las llevaba, y no nos importaba;

 

No había besos, ni caricias, tan solo una cuantas llamadas,

 

Tan solo queríamos desahogar nuestras penas y alegrías,

 

Ser escuchados sin ser juzgados,

 

Ambos tomados de la mano de dos ilusiones, donde no había cabida para más.

 

 

 

Te fuiste convirtiendo en mi necesidad, yo en la tuya,

 

No dejabas de dar vueltas en mi cabeza, no estaba seguro de esto,

 

Pero me decía a mi mismo ¿qué esto que nace en mi pecho?,

 

¿Qué es este sentimiento que abarca mi alma, y que mis labios anhelan los tuyos?,

 

Mis manos temblaban, sudaban al ver que el teléfono no sonaba,

 

Desesperado por oír tu voz, que calmara a mi alma,

 

Que me arrullaras hasta dormirme en tus frases de amor.

 

 

 

Atrapados en dos mundos distintos,

 

Desesperados y locos por salir de allí

 

Ir a nuestro encuentro, tomarnos de la mano,

 

Caminar bajo la luna, por que tus ojos eran los luceros que iluminaban el sendero;

 

Me besaste, sentí como tu piel se erizó y como tu corazón latió tan fuerte

 

Que mi pecho se estremeció, al tenerte entre mis brazos.

 

 

 

Hoy, una historia de amor ha nacido,

 

Un mundo nuevo donde sólo vives para mí y yo para ti,

 

Donde lo imposible es posible,

 

Un mundo donde cada frase va dedicada solo a ti amor mio,

 

Donde cada verso danza a tu alrededor,

 

Porque cada vez que me dices te amo, mi cielo se ilumina.

 

 

 

En las noches sueño desnudándote lentamente,

 

Las prendas cayendo al piso,

 

Solo se oye nuestra respiración,

 

Recorriendo cada centímetro de tu piel, suave como la seda,

 

 Delicada y frágil  como una rosa rosa;

 

 La noche testigo y cómplice de nuestro amor,

 

Mis manos palpando tu belleza,

 

 Abrigándote  con mis besos

 

Sentiendo el perfume de tu piel, seduciendote hasta perder la razón,

 

 Tus manos acariciando mi piel, donde tus labios recorran los míos;

 

Donde solo se escuche el eco de la pasión,

 

Y me susurres al oído un te amo mientras te hago mía,

en la mañana despiertes sobre mi pecho,

con nuestras manos entrelazadas, simbolo de nuestro amor,

y sellar con un beso nuestra unión.


 

Te has convertido en mi mundo y en mi felicidad,

 

Que tan solo sueño con despertar y verte cada mañana junto a mí,

 

Donde tu aroma perdure por siempre en mi cama.

 

TE AMO



  • Autor: Carlos Andrés V. (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 18 de junio de 2012 a las 20:46
  • Categoría: Amor
  • Lecturas:


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.